Bimbo y Gruma afectadas por el alza del trigo y maíz

Logo bimbo. Grupo Bimbo

Para Bimbo y Gruma los granos son un eslabón crítico de su cadena productiva. Mientras que el fin del conflicto entre Rusia y Ucrania aún parece lejano, los precios de algunos granos daban tregua a los mercados este 8 de marzo, aún con el veto de Estados Unidos a las importaciones de petróleo de Rusia, que elevó el precio de los energéticos. Los futuros del trigo estadounidense caían un 5.6%, también el maíz iba a la baja 75 centavos el bushel.

Bimbo considera que el conflicto entre Rusia y Ucrania se convierte en un riesgo adicional debido a que puede tener un aumento en los precios del trigo, su principal materia prima. Tanto la panificadora como Gruma ya han cubierto una parte importante de sus necesidades de granos para este año. Bimbo detalló que cuenta con el 70% de las coberturas de las materias primas que usará durante este año.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Hasta ahora, no se sabe el impacto de las escaladas de precios en las materias primas, que se vive desde el año pasado. Bimbo, por ejemplo, reportó gastos generales por 150,262 millones de pesos, un aumento de 3% en comparación con 2020 y de 18.4% comparado con las cifras de 2019. El costo de ventas se ubicó en 163,575 millones de pesos, un incremento de 7.2% en relación al año anterior y de 18.4% frente a 2019. Para Gruma, el costo de ventas se elevó 7% a 60,350 millones de pesos.

Eficiencias productivas

Especialistas consultados por Expansión han advertido que en algún momento, los precios de los granos llegarán a estabilizarse, sin embargo, impactarán en las compras futuras. Marcela Muñoz, subdirectora de análisis fundamental de Vector Casa de Bolsa, comenta que las empresas son «muy celosas» con sus estrategias de cobertura y, por ello, monitorean muy de cerca los movimientos de los mercados. «Tienen a profesionales realizando esas coberturas para asegurarse de obtener los mejores precios de sus insumos», explica.

«Pero por otra parte, hay ciertas estrategias que se pueden implementar para contener los costos además de subir precios y esas son a través de la generación de eficiencias en los proceso productivos, principalmente con la inversión en tecnología, la reducción de mermas y desperdicios», añade.

Muñoz comenta que en las épocas de crisis, una de las opciones de las empresas es invertir en tecnología para aminorar los impactos. «Lo que siempre vemos es innovación en épocas de crisis y esta no será la excepción… Son empresas tan grandes que un pequeño cambio en una parte del proceso, por ejemplo los empaques, se traduce en ahorros relevantes”, añade.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉