Así fue que Tajín se convirtió en ícono gastronómico

Tajín

“Yo desayuno huevo revuelto con Tajín y, desde que lo probé, jamás le he vuelto a poner sal a mis huevos”, confiesa Publio Adrianza Salaverría, quien preside el Consejo de Administración de Industrias Tajín. Pero este no es el único platillo que adereza el chile molido que se fabrica en la planta en Jalisco. También hay quienes lo esparcen sobre el arroz, la sopa y, por supuesto, la fruta, la cerveza y las botanas. La versatilidad que tiene el producto es justamente lo que ha impulsado el crecimiento de la marca Tajín en el mercado mexicano y en el extranjero.

La empresa que preside Horacio Fernández se fundó en diciembre de 1985 en Zapopan, Jalisco. Entonces, el producto se distribuía en una camioneta que visitaba las tiendas para vender las botellas con tapa de color verde y los colores de la bandera mexicana. El crecimiento de la marca ha sido gradual y fue hasta 1993 cuando se realizó el primer envío a Estados Unidos, que ahora es el segundo mercado más importante para la empresa, después de México.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Con el nuevo milenio, vino también un cambio de imagen para Tajín y la expansión internacional. En el año 2000 la compañía mexicana arrancó las exportaciones de las salsas picantes por primera vez a Centroamérica, Europa, Asia y África. En la actualidad, la empresa tiene presencia en 65 países distintos, y este año comenzará a llevar su picor a Medio Oriente.

El mercado de salsas y especias cerró 2021 con ingresos por 1,955 millones de dólares en México, que llegarán a 2,710 millones de dólares en 2026, de acuerdo con proyecciones de la consultora Statista.

Industrias Tajín se ha abierto camino en el mercado mundial con una estrategia que combina la publicidad de boca en boca, con las redes sociales, en donde difunde contenido que muestra recetas que incorporan el producto como ingrediente.

«Tajín cambió el consumo de las frutas y verduras en México y este fenómeno se ha extendido en el mundo, en donde hemos cambiado algunos de los hábitos de los consumidores”, declara Adrianza Salaverría, el presidente del Consejo de Administración de Industrias Tajín. “En Medio Oriente ha sido interesante porque en una exposición hubo mucha insistencia de importantes empresarios para ser representantes y distribuidores. El uso del producto en frutas y verduras los tiene atrapados”, añade.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉