Así fue como Volaris ganó la batalla al Covid-19

Avión aterrizando en aeropuerto. Volaris. Omicrón. Aviación comercial. Vía aérea. Avianca. Industria aérea. Volaris

Mientras más de una aerolínea en el mundo buscaba deshacerse de sus aviones o reducía destinos en medio de la pandemia, el plan de vuelo de Volaris se fue trazando hacia otra dirección, ya que si bien tuvo que hacer reestructuras financiera y detener sus alas por un momento, buscó aprovechar las oportunidades por los huecos dejados por Interjet, Aeroméxico, Avianca, Copa y hasta los autobuses, lo que le permitió sumar más aeronaves, rutas y hasta recuperar el valor de sus acciones en el mercado bursátil.

El director general de la compañía, Enrique Beltranena, recuerda que cuando el Covid-19 detuvo al país, pasaron dos ideas por su cabeza: el impacto que tendría al sector aéreo y al turismo y, segundo, la situación de la aerolínea y la gente que depende de ella, por lo que lo más difícil fueron las negociaciones con arrendadores y proveedores para evitar despidos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Iniciamos desde el mes de marzo prácticamente, principios de abril, un proceso de reestructura financiera, que fue que un proceso muy importante, donde renegociamos pasivos laborales por montos muy importantes, arriba de casi de 550 millones de dólares en ese primer trimestre. Logramos aplazamientos de 456 millones de dólares y apretar los costos”, señala en entrevista con Forbes México.

Y es que, asegura, cuando tienes que bajar los aviones lo que te come es el costo fijo, además fue necesarios prepararse para contraerse enormemente, encontrar estacionamientos para más de 80 aviones, más de dos y medio millones de reservaciones que hubo que mover, algo así como 65 mil pasajeros diarios que buscaban cambiar vuelos.

Tras unos meses con sus aeronaves en tierra, Beltranena explica que la recuperación primero se vio impulsada por las visitas de amigos y parientes durante la pandemia, después por una recuperación en el turismo nacional y ahora en los últimos meses pues hay turismo de Estados Unidos muy fuerte.

“Terminamos el mes de diciembre un 105% de la capacidad que tuvimos en el 2019, es decir, ya el último trimestre mostró una recuperación importante, después tuvimos una recuperación en el primer trimestre un poquito más baja, a niveles del 80%, porque tuvimos la segunda ola en el mes de febrero y en el tercer trimestre llegamos a estar arriba de 115%, actualmente pues estamos prácticamente en un 125%”, destaca.

Pero no solo las personas han vuelto a volar con ello, con alrededor de 500 despegues y arriba de 80,000 pasajeros diarios; también han crecido sus alas, ya que, en términos de flota, la compañía originalmente tenía previsto terminar este año con 87 aviones y ahora la expectativa son 102 aviones.

De hecho, el director de la compañía considera que la desaparición de Interjet y la reducción de flota Aeroméxico abren un boquete en el mercado que les permite incorporar más flota y crecer en un momento en que todo el mundo está decreciendo; además de seguir robando pasajeros a los autobuses, yendo por ellos hasta a las centrales como la Tapo.

“El 40% de las rutas de Volaris no compite con aerolíneas, sino que compite con los autobuses, ahorita ya ese porcentaje representa el 45%, vimos una oportunidad allí, salimos y de un lado vendimos los protocolos y las campañas educativas de bioseguridad en los pasajeros que normalmente vuelan”.

Además, el directivo destaca que en el mercado bursátil también han despegado, ya que su el precio de sus acciones viene de abajo de 4 dólares a niveles arriba de 20 dólares, llegando a una capitalización de mercado de prácticamente 2,500 millones de dólares; a la par de su posible regreso al IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Hay muchos fondos de inversión o las mismas Afores que a veces no invierten en ti si no estás en el índice, abre una oportunidad con inversionistas que hasta cierto punto tienen esas limitaciones”, precisa.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉