Aerolíneas low cost cerraron 2021 con casi 70% del mercado

Avión aerolíneas argentina. Aerolíneas low cost

Aunque 2021 continuó siendo un año retador para viajar, las aerolíneas del segmento low cost aprovecharon un mercado desatendido para aumentar su tráfico de pasajeros. Tanto Volaris como Viva Aerobus crecieron a doble dígito respecto a los viajeros atendidos en 2019 y, en conjunto, concentraron alrededor de 69% del mercado, 22 puntos porcentuales más que la cuota registrada en 2019.

De acuerdo con un análisis de Expansión con los datos de tráfico aéreo de las tres principales aerolíneas del país –Aeroméxico, Viva Aerobus y Volaris, que concentran 98% del mercado en manos de empresas nacionales–, las low-cost transportaron a 37.1 millones de pasajeros durante 2021, 17% más que en 2019.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este periodo, Viva Aerobus fue la aerolínea que más creció, con un tráfico aéreo de 15.2 millones de pasajeros, un alza de 27% respecto a 2019. De manera similar, Volaris atendió a 24.4 millones de pasajeros, un crecimiento de 11.1% en el mismo periodo.

Para Brian Rodríguez, analista de Monex Grupo Financiero, la recuperación del sector aéreo resulta ligeramente superior a las expectativas que se tenían, en las que ya se contaba el efecto que tendría la salida de Interjet del mercado.

“Tuvieron un desempeño positivo a nivel operativo. Vemos un competidor fuera de la historia de la recuperación, Interjet, que se veía mal desde el comienzo de la pandemia. Pero el desempeño según las expectativas es positivo, e incluso superior”, explica.

Aunque para este año se prevé que las aerolíneas del segmento de bajo costo continúen como las líderes del mercado, el especialista no prevé que la brecha respecto al tráfico de Aeroméxico se amplíe, pues la aerolínea del Caballero Águila ha disminuido tarifas e implementado una estrategia para aumentar su presencia en el mercado doméstico, un plan que parece estar resultando luego de registrar un alza de 11.6% en el segmento nacional en diciembre.

Los retos para 2022

Para los especialistas, el sector aéreo tendrá tres principales desafíos durante 2022. El primero tiene que ver con el precio del combustible aéreo que, a nivel mundial, ha incrementado más de 70% en el último año, de acuerdo con el Jet Fuel Price Monitor de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). Este rubro resulta preocupante, al considerar que el gasto en combustible representa hasta más de 30% de los costos de una compañía aérea.

A ello se aúnan otros factores, como la degradación de la seguridad aérea de México por la Administración Federal de Aviación (FAA, por su sigla en inglés) estadounidense, además de la cancelación de vuelos provocada por la variante ómicron y la potencial aparición de nuevas cepas.

“Ha sido un inicio de año bastante complicado por el tema de la cancelación y retraso de vuelos, principalmente ocasionado por la falta de tripulaciones de las líneas aéreas”, explica Jorge Hernández, presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur). “El número que llegamos a detectar en cancelación fueron alrededor de 70,000 personas afectadas. Esperemos que esto ya siga hacia la baja y se normalicen las operaciones”.

De momento, para las aerolíneas mexicanas queda pendiente la oportunidad que traerá el regreso a la Categoría 1 de la seguridad aérea del país, lo que les permitirá abrir nuevas rutas e incorporar más aviones hacia el vecino del norte, un mercado que ha quedado congelado para las aerolíneas nacionales desde mayo de 2021.

“Estados Unidos es el principal proveedor de turismo y el mercado que tiene con México representa algunas de las rutas más atractivas a nivel mundial. El potencial de crecimiento es bastante importante en el mediano y largo plazo, todavía incluso a cinco años”, afirma Rodríguez.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉