140,000 toneladas de aguacate mexicano se consumieron en el Super Bowl

aguacate

La estrategia de juego de los productores mexicanos para mantener al aguacate como el campeón del Super Bowl vuelve a imponerse este 2022. Aún con las disrupciones ocurridas en las cadenas de suministros durante los últimos meses, e incluso pese al mal clima, el aguacate mexicano seguirá siendo el rey antes, durante y después del enfrentamiento entre Los Angeles Rams y Cincinnati Bengals.

Durante el mes de febrero, cada año la demanda de aguacate en Estados Unidos aumenta entre un 30% y 40%, por lo que la Asociación de Productos y Empacadores de Aguacate de México (Apeam), informó que, para cumplir con el envío masivo de 140 mil toneladas, durante el mes de enero se enviaron semanalmente entre 24 y 25, estimando así cumplir con la demanda del aguacate en esta fecha que se considera como el Black Friday para el oro verde.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Aguacate mexicano: logística para ganar

Para que los amantes del fútbol americano y espectadores del Super Bowl puedan disfrutar de un rico guacamole durante el juego, la cadena de logística del aguacate se pone en marcha en la franja aguacatera, compuesta por 55 municipios del estado de Michoacán, único estado que envía aguacates para este evento, precisó la Dra. Bertha Martínez Cisneros, coordinadora de la Licenciatura en Logística Internacional de CETYS Universidad Campus Mexicali.

Garantizar la más alta calidad y estándares de inocuidad es uno de los desafíos logísticos que los exportadores mexicanos enfrentan año con año. Dado que el aguacate comienza su proceso de maduración al momento del corte, para detener o alargar este proceso es necesario emplear una cadena de frío, y de esta manera lograr que, una vez en el empaque, bajo una temperatura de 4 grados Celsius, la cosecha se mantenga en las bodegas, contenedores y almacenes hasta llegar a los puntos de venta.

Afortunadamente, con organización y precisión este reto se puede superar. El medio de transporte más utilizado para enviar los aguacates de México a Estados Unidos es terrestre.

Las fronteras por las que se exporta el producto son Ciudad Reynosa, Tamaulipas /McAllen, Texas. Nuevo Laredo, Tamaulipas/Laredo, Texas. Heroica Nogales, Sonora/Nogales, Arizona.

“En promedio, la carga tarda de dos a tres días en llegar de Michoacán a Mc Allen, Texas, ciudad que es la principal puerta de entrada y el punto de partida para la distribución a todo el territorio estadounidense”, detalló la coordinadora.

Pero, para exportar aguacates a Estados Unidos es necesario contar con una certificación que avala el cumplimiento de las medidas sanitarias requeridas por autoridades, tanto norteamericanas (CBP, FDA y USDA), como mexicanas (SAGARPA, COFEPRIS, SEMANART).

Alcanzar ese nivel de calidad, explicó la especialista, requiere de la trazabilidad, factor que permite que cada aguacate michoacano pueda rastrearse hasta el huerto exacto en el que se cultivó en México, con la fecha y hora del día que fue recogido del árbol. “Es un proceso en el cual se llevan registros digitales a lo largo de toda la cadena de producción y logística”.

Finalmente, para llegar a los consumidores, el aguacate se distribuye a través de una cadena de más de 150 tiendas detallistas en Estados Unidos, así como que incluyen restaurantes y otros distribuidores.

“Del huerto michoacano a la mesa de los fanáticos el día del juego es un largo camino. Son muchos los involucrados en la cadena de suministro del aguacate; cada uno de ellos tiene una posición estratégica en este juego y para poder anotar un touchdown han aprendido a ponerse la camiseta por los aguacates mexicanos”, concluyó la académica.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉