Lacoste celebra la diversidad con esta campaña

A punto de cumplir 90 años, el cocodrilo de Lacoste ha resistido ael paso del tiempo y se ha convertido en un símbolo que une a personas de todos los ámbitos de la vida, eso sí, cada uno luce su cocodrilo a su manera. Bajo esta idea de celebrar ‘encuentros inesperados’, la agencia creativa BETC ha armado una campaña para la marca de ropa en vísperas de la temporada primavera verano 2022-2023.

Estos encuentros dulces y divertidos, protagonizados por personas seleccionadas a partir de un casting callejero y que nunca antes habían coincidido, están caracterizados por la espontaneidad y la frescura.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Así en un playa descubrimos como Marga, una mujer mayor, y Anis, un treinteañero, se cruzan luciendo ambos la misma prenda: un mítico polo fucsia; o somos testigos del cruce de miradas entre un  patinador y una niña que coinciden en ponerse un sombrero de pescador.

Con esta nueva campaña con presencia en vallas publicitarias, televisión y redes sociales, Lacoste instala un nuevo tono de marca, fresco y lleno de espíritu. En la pieza audiovisual las escenas de la vida son contadas con humor y ligereza por la directora francesa Laure Atanasyan y enriquecen la campaña con el mismo talante. La música de The Sugarhill Gang -Apachere refuerza esta idea de hibridación cultural, y es que aparece con alegría en cada encuentro para acompañar a nuestros protagonistas. Ver video aquí