Heineken y su compromiso «cero emisiones»

Nevera con cervezas de la marca Heineken

Según publica el portal Dircomfidencial  Heineken España sigue dando pasos en su apuesta por la sostenibilidad para alcanzar los objetivos de su estrategia “Brindando un mundo mejor”. La ambición, avanzar hacia las cero emisiones netas en producción antes de 2025 y lograr un 30% menos de emisiones en toda su cadena de valor, cinco años antes que el grupo a nivel global, para ser neutra en carbono en 2040.

Para conseguirlo, además de concentrar sus esfuerzos en las áreas que representan un mayor impacto en su actividad, como el packaging y la agricultura, la cervecera no pierde de vista la distribución, último eslabón en el viaje de la cerveza del campo al consumidor y donde es pionera en logística cero emisiones netas. Así, guiada por su hoja de ruta “Decididamente Verdes”, Heineken España se consolida como la primera cervecera española en contar con un sistema de reparto sostenible de última milla de la fábrica al bar, con Sevilla como primer casco histórico de Europa en lograr este hito.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Gracias a la colaboración con sus socios de la distribución y administraciones públicas como el Ayuntamiento de Sevilla, con quien firmó un acuerdo en 2021 para desarrollar un proyecto piloto en el barrio de Santa Cruz, ahora amplía el proyecto al conjunto del casco histórico de la ciudad y al barrio de Triana.

El casco histórico de Sevilla, el más extenso de España y el segundo más grande de Europa tras el de Roma, se convierte así en el primero de España y de Europa en contar con este pionero sistema de reparto sostenible. Cerca de 2.000 puntos de venta hosteleros serán abastecidos de esta forma y se beneficiarán de este sistema de reparto con el que Heineken España espera evitar la emisión a la atmósfera de 51.500 kilos de CO2e al año en la ciudad. Lo que equivaldría a 14 hectáreas de bosque o 14 campos de fútbol.

Carmen Ponce, directora de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de Heineken España, destaca que: “En Heineken España buscamos minimizar nuestro impacto en la naturaleza y nos hemos marcado la ambición de ser 100% neutros en carbono en toda nuestra cadena de valor en 2040 y reducir el 30% de nuestra huella para 2025.  Esto implica trabajar codo con codo con todos nuestros socios y con las administraciones públicas. Somos Decididamente Verdes y para ello, unimos fuerzas y trabajamos con pasión y coraje para contribuir a una sociedad mejor.” Y añade “Agradecemos al Ayuntamiento de Sevilla su colaboración y el trabajo conjunto para conseguir el mejor modelo de carga y descarga sostenible para la ciudad de Sevilla, convertida en referente internacional en logística de última milla.”

En palabras de Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla: “Sevilla es una capital comprometida en la lucha contra el cambio climático y la reducción de las emisiones. Tenemos el gran reto fijado por la Comisión Europea de ser una ciudad climáticamente neutra en 2030 y para ello es fundamental el desarrollo de nuestro Plan de Movilidad Urbana Sostenible y del Plan Respira Sevilla. Y esto sólo será posible desde la colaboración público-privada y la cooperación de instituciones, empresas, entidades y de la sociedad civil. De ahí la importancia de la iniciativa de Heineken Cruzcampo para poner en marcha en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla un programa de última milla completamente sostenible y único en Europa en nuestro conjunto histórico».

Alianzas para conseguir alcanzar cero emisiones

Para esta iniciativa, la compañía, que ha invertido 1,5 millones de euros, cuenta con el apoyo de su principal distribuidor en Sevilla, Hispalense de Bebidas, S.L.U. perteneciente al grupo SIH -actualmente considerado el primer grupo nacional de distribución en el sector de bebidas-; de su colaborador oficial para el transporte primario, Transportes Torreperogil, S.L. (Grupo Jurado) y de la start-up andaluza Scoobic, proveedor de vehículos para última milla eléctrica, con quien la cervecera ha diseñado conjuntamente los ciclomotores eléctricos para el reparto de cerveza en el centro de las ciudades. En definitiva, una cadena de la fábrica cervecera sevillana al bar compuesta por 3 camiones eléctricos de 16 toneladas que harán el recorrido desde la fábrica a dos almacenes logísticos propios que actúan a modo de hub, situados uno en el centro y otro en el barrio de Triana, y una flota de 23 ciclomotores eléctricos que distribuirán la cerveza hasta bares y restaurantes.

Heineken España busca el apoyo y cercanía con el canal Horeca en la distribución y producir un menor impacto en las ciudades gracias a las características de este modelo. Sus vehículos de reparto, por sus dimensiones y peso, pueden circular por el casco antiguo de cualquier ciudad, integrándose en el entorno y respetando a vecinos y turistas, además de descongestionar el tráfico, reducir la contaminación visual y acústica y cuidar el patrimonio cultural, especialmente valioso en capitales tan transitadas y visitadas como Sevilla.

Pero este camino no acaba aquí. Desde 2010, en su compromiso por reducir sus emisiones en toda su cadena de valor, Heineken España ya ha conseguido junto a sus distribuidores reducir un 19,5% el CO2e de la distribución, y desde entonces, continúa su apuesta por la logística sostenible. Asimismo, la compañía ayuda a sus clientes, especialmente los hosteleros, a ser más sostenibles con la instalación de más de 238.000 enfriadores ecoeficientes, con un importante ahorro económico y una reducción de emisiones del 52%.