El secreto de Coca-Cola para ser la marca más vendida

Botellas y latas de Coca-Cola, puestas una al lado de la otra

Coca-Cola es sin duda la empresa de bebidas más grande del mundo. Tienen aproximadamente 500 marcas y sirven alrededor de 1,900 millones de bebidas al día.

Al ser una compañía tan grande, con presencia en la mayoría de los países, es innegable el excelente trabajo que han estado realizando para lograr que la marca se mantenga en el primer lugar como el preferido de los consumidores.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Este gran desempeño no ha sido por arte de magia, sino que han sido necesarias diferentes estrategias para su correcta ejecución en el punto de venta, basándose principalmente en los últimos años, en el uso de la inteligencia artificial.

Sigue leyendo y conoce las estrategias de Coca-Cola para seguir siendo la marca mejor vendida en el mundo.

¿Cuál es el secreto de Coca-Cola?

Al estar presentes en más de 200 países, Coca-Cola se ha encargado de recopilar datos desde todas las fuentes posibles con el fin de conocer los consumidores y sus preferencias.

Esta empresa emplea un software llamado TensorFlow que permite recoger toda la información que puede otorgar una cadena de suministro basado en la demanda, para luego ser utilizada en la planificación digital de sus productos y su distribución.

Además, esto les permite estar actualizados y ofrecer flexibilidad, rendimiento, facilidad de utilización y visibilidad en toda la cadena de suministro.

¿Cómo usa Coca-Cola la Inteligencia Artificial para mantener e impulsar la marca?

Coca-Cola ha comenzado a usar en las máquinas expendedoras algoritmos de Inteligencia Artificial que permiten promocionar las bebidas y los sabores más populares en general, y ofrecer sugerencias a los usuarios de acuerdo a la ubicación donde se encuentran.

Mediante la Inteligencia Artificial utilizada en estas máquinas, se puede conocer de manera precisa los gustos y preferencias de los consumidores, por lo que Coca-Cola puede tomar esta información para establecer que nuevos productos lanzar al mercado, donde promover las bebidas, y cómo producirlas y comercializarlas.

De igual manera, esta compañía conoce que las redes sociales influyen en un 90% en las decisiones de compra de los consumidores, por esta razón, hacen uso de la IA para analizar y comprender los gustos de los clientes.

En este sentido, se basan en la tecnología de reconocimiento de imágenes para dirigirse a los consumidores por redes sociales: analizan las fotos que los usuarios suben a las redes y el sistema ubica según sus algoritmos, logotipos de marcas competidoras para luego dirigir anuncios publicitarios sobre su propia marca.

Adicional a ello, utilizan Inteligencia Artificial para los sistemas de fidelización y recompensas, donde mediante el reconocimiento de imágenes se puede verificar la compra desde cualquier equipo inteligente, permitiendo un proceso más ágil y atrayente para los usuarios.

Coca-Cola también emplea la tecnología Tensor Flow de Google para obtener un reconocimiento automático de los códigos que se ubican en los productos.

De hecho, según Patrick Brant -estratega senior de soluciones de Coca-Cola- en el 2017 (año que se comenzó a usar esta tecnología) durante los primeros seis meses de ejecución, se lograron impulsar más de una docena de promociones, y se escanearon alrededor de 180000 códigos, lo que representó un verdadero éxito.

¿Qué podemos aprender de Coca-Cola?

La principal lección que nos deja Coca-Cola se encuentra que cualquier empresa, sin importar su tamaño, puede hacer uso de la Inteligencia Artificial para analizar el comportamiento de sus productos en el punto de venta y por consiguiente, establecer las mejores estrategias en la ejecución.

Además, Coca-Cola nos recuerda que el que tiene la información tiene el poder, por lo cual resulta importante ubicar en las organizaciones las mejores herramientas y tecnologías, para poder gestionar de mejor manera todos los datos que se generan en los PDV y tomar mejores decisiones comerciales.