El incremento notable del costo para anunciarse en la Super Bowl

cara de asombro

La 56º edición de la Super Bowl, la final de la Liga de Fútbol de Estados Unidos (NFL), prepara sus últimos detalles. Por ello, el próximo 13 de febrero  reunirá, solo en el país, a casi 100 millones de espectadores frente al televisor, para seguir en directo el partido de los Bengals de Cincinnati y los Rams de Los Ángeles.

España también sucumbe a este acontecimiento. Sin llegar al nivel de los mayores eventos deportivos, la audiencia española creció alrededor del 200% entre 2018 y 2021. Motivo por el cuál se espera que esta edición supere los 225.000 espectadores del año anterior y consiga atraer el interés de más anunciantes. Asimismo, el número de registros de aficionados a la NFL española aumenta durante toda la temporada.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El encuentro tendrá lugar en el estadio SoFi de Los Ángeles, con entradas en reventa a un precio elevado, llegando a superar en algunos casos los 10.000 dólares. Un récord histórico que llega justo dos años después de que estallara la pandemia. Unas entradas que en un partido habitual en una jornada normal en la misma ciudad, supera en poco los 1.000 dólares.

“Al interés que ya existía en España por los eventos deportivos se está sumando el fenómeno gaming y de los e-sports, que crece de manera exponencial. Las marcas necesitan conocer cómo actúan estos consumidores para poder relacionarse con ellos y responder a sus demandas. Desde Rebold, nosotros analizamos ese comportamiento para ayudar a los anunciantes a encontrar los mejores momentos y canales para alcanzar a una audiencia multidispositivo”, explica David Cascantcountry manager de Rebold Communications España.

Este año, la Super Bowl batirá récords en lo publicitario. De este modo, la NBC, cadena que retransmitirá en directo el encuentro en Estados Unidos, cobrará 6,5 millones de dólares por cada post de 30 segundos durante el intervalo de la emisión. Un millón de dólares más con respecto a 2021.

Comida y bebida clave en la Super Bowl

La comida y bebida siempre arrojan cifras impactantes alrededor de este evento. En esta ocasión se estima el consumo de 1.400 millones de alitas de pollo, equivalente a 700 millones de pollo. Sin embargo, también destacan productos como el aguacate.

En 2018 se calculó en una media de 75 dólares por persona el gasto que harían los espectadores para esta cita, de los cuales el 80% se destinan a comida y bebida; alrededor del 11% a merchandising para apoyar a su equipo; y algo más del 7% para comprar nuevos dispositivos con los que disfrutar del partido.

En cuanto a España, 9 de cada 10 espectadores picotea durante los eventos deportivos y cerca del 20% pide comida a domicilio. Las pizzas, hamburguesas y patatas fritas son los platos preferidos por los españoles.

Nuevos anunciantes

Un año que estará marcado por las novedades entre los anunciantes. A las marcas habituales, —Pepsi, Budweiser o Doritos repetirán—, se unirá Crypto.com, una plataforma de intercambio de criptomonedas.  De hecho, el anuncio de Crypto.com es uno de los más esperados. En parte, por la polémica que generan estos productos, aún no regulados, pero ya permitidos como anunciantes por la NBC.

Otra novedad que se espera es la vuelta del humor a los spots. A pesar de que la pandemia continúa estando presente, la menor mortalidad registrada y el deseo compartido de volver a la normalidad podrían marcar el tono de los anuncios, según algunos analistas, intentando fomentar el consumo y revitalizar la economía.

Asimismo, la empresa Wallbox, uno de los “unicornios” españoles, también estará presente en la Super Bowl.