Compras en tiendas físicas continúan al alza

Mujer vestida de blanco sonriendo y viendo una vitrina con productos

Los españoles destinaron el año pasado alrededor del 36% de su gasto mensual a comprar en el comercio local, lo que supone un incremento de 14 puntos porcentuales respecto a 2020, con un ticket medio de 170 euros. Tal y como recoge un estudio de tendencias en hábitos de consumo en 2021, elaborado por American Express. El ticket medio más elevado se encuentra en Barcelona, de 224 euros, siendo uno de los más bajos en Málaga, de 111 euros.

Esta investigación recoge que el 93,5% de los encuestados considera muy importante que los vecinos apoyen al comercio de proximidad y la mitad de los consumidores estarían dispuestos a pagar un pequeño sobrecoste comprando en estos establecimientos “si esto supone apoyarlo”. Desde la llegada de la pandemia, la sociedad se ha volcado con el negocio de barrio, tendencia que se mantiene en el tiempo. Dos de cada tres consumidores considera que este cambio de actitud se mantendrá en el tiempo una vez superada la crisis sanitaria. Las generaciones más jóvenes lideran este cambio de actitud, compartiendo experiencias, escribiendo reseñas o haciendo uso de las redes sociales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

A pesar de recibir apoyo, el 75% consumidores encuestados señala que el comercio debería digitalizarse para impulsar su negocio, prueba de ello es que un 26% admite que acude siempre o a menudo a locales que ha visto recomendado en redes sociales. La sostenibilidad también es otro factor muy considerado, aspecto que lideran los negocios de proximidad, como señala el 45% de los entrevistados.

Repunte de compras en tiendas físicas

Por otra parte, la investigación de American Express también pone de manifiesto el incremento de las visitas a las tiendas físicas, a la hora realizar las compras. Las transacciones en comercios físicos representan el 77,3% de las compras totales realizadas por los encuestados, siete puntos porcentuales más. Cifra de crecimiento que supera el ocho punto porcentual en Vizcaya y en la generación de BabyBoomers.

Los resultados desprenden que más de la mitad de las compras online (52,2%) se realizan en tiendas que no disponen de punto de venta físico y que, por tanto, no ofrecen esa alternativa al consumidor. De la misma manera, el 37,4% de estas adquisiciones en internet corresponden a pedidos en cadenas, franquicias o grandes superficies, con sólo un 10% de los pedidos online realizados a negocios de proximidad.

American Express presenta, por tercer año consecutivo, su iniciativa Shop Small para ayudar al negocio local e impulsar la recuperación económica. Los titulares de American Express reciben recompensas al comprar en negocios de proximidad, con un abono de cinco euros por cada 20 euros desembolsados en establecimientos locales (hasta cinco veces).

Este estudio también analiza los diferentes métodos de pago utilizados por los consumidores españoles. A la hora de pagar en tienda física, la vuelta a la normalidad ha hecho que recuperemos levemente el uso del efectivo, aunque la mayoría de los usuarios siguen prefiriendo utilizar la tarjeta. En concreto, el uso de la tarjeta o el pago con el móvil representa el 74,4% del total del gasto realizado en el comercio físico en 2021, seis puntos porcentuales menos que en 2020.

Los Millennials optan principalmente por el pago digital, cuyo gasto total en efectivo representa solamente el 17,2% del total. En cambio, las generaciones más jóvenes, como es el caso de la Z, son quienes más uso (53,3% de las transacciones) y gasto (27,1% del total) realizan en efectivo, por delante, incluso, de las personas mayores de 50 años. Por su parte, el pago con bizum muestra una ligera caída respecto a 2020, siendo utilizando en el 6,8% de las transacciones de 2021, frente al 7% del ejercicio anterior.