YouTube y su plan de monetización publicitaria de vídeos cortos

Página de Youtube

Según publica el portal Dircomfidencial  A principios del año que viene los creadores con más de 1.000 suscriptores que realicen piezas cortas para YouTube tendrán la oportunidad de monetizarlas, siempre y cuando hayan logrado 10 millones de visualizaciones en el formato durante los anteriores 90 días. La diferencia con el esquema habitual del programa Partner para vídeos largos es que cobrarán el 45% de la facturación publicitaria que generen, y no el 55%, una decisión que la compañía atribuye a garantizar “un mejor negocio a largo plazo”. Ese reparto se mantendrá estable al margen de que utilicen música o no en ellos, una cuestión clave porque gran parte de los contenidos más virales del formato la incluyen.

Eso es lo que sucede igualmente con TikTok, el gran rival al que la plataforma de Google pretende ganar terreno con Shorts, que se ha convertido en un espacio de descubrimiento crucial de canciones a través de vídeos basados en coreografías y otros ejercicios creativos. Para simplificar el uso legal de música en cualquiera de sus contenidos, YouTube ha habilitado que sus creadores puedan licenciar canciones para sus vídeos y de esa forma podrán obtener parte de los ingresos que puedan generar los anuncios asociados.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La reducción en 10 puntos del porcentaje de lo que cobran los creadores en ese formato respecto a contenidos largos ayuda a consolidar un negocio a largo plazo, según la plataforma.

Según los últimos datos ofrecidos por el gigante del vídeo, más de 1.500 millones de usuarios ven cada mes piezas de este tipo. Hasta tres cuartas partes quienes están registrados en YouTube lo consumen, todo ello apenas dos años después de haber lanzado el formato. Y por ello era crucial el lanzamiento de un esquema de monetización publicitaria para él, ya que la plataforma reconoció hace algunos meses que la irrupción de ese hábito estaba reduciendo la reproducción de vídeos más largos con publicidad y eso iba mermando sus cuentas. Ya en los resultados del primer trimestre el negocio de YouTube cayó por debajo de las expectativas, sobre todo por las reverberaciones de la guerra de Ucrania y la inflación disparada a nivel mundial.

TikTok y YouTube son los grandes contendientes de la guerra por la atención que genera el vídeo corto y en ese contexto también se explica que la primera haya triplicado el límite de tiempo en sus piezas para disputar a la segunda mayor planificación publicitaria. El tercer actor en ese ámbito es Meta, cuyos esfuerzos por potenciar su formato Reels para disputarle la primacía a TikTok están resultando aparentemente poco efectivossegún un informe interno de Instagram.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉