Instagram estaría perdiendo la batalla del vídeo corto con TikTok

aplicación de instagram en celular

Según publica el portal Dircomfidencial Los usuarios estadounidenses de Instagram pasan diariamente 17,6 millones de horas viendo Reels, menos de un 10% respecto a los 197,8 millones de horas que invierten los usuarios de TikTok en ese mismo mercado. Ese abismo de rendimiento entre el formato de vídeo corto de Meta y su gran rival chino figura en un documento interno de la primera titulado Creators x Reels State of The Union 2022, al que ha tenido acceso The Wall Street Journal.

En él se apunta que las interacciones sobre Reels van a la baja, en concreto un 13,4% respecto a las cuatro semanas previas, y la mayor parte de quienes los crean no registra ninguna. Eso guarda relación directa con el hecho de que apenas un 20% de los creadores que Instagram tiene en EEUU, 2,3 millones sobre un total de unos 11, publica en ese formato al menos una vez al mes.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La plataforma de Meta registra en Reels un consumo de menos del 10% del tiempo que dedican los usuarios de su rival china.

El documento está fechado en agosto pero desde Meta han respondido que las cifras que incluye están desactualizadas y que el grado de interacción sobre sus vídeos cortos va en aumento, aunque no han contextualizado la respuesta con datos concretos. Lo que sí ha trascendido recientemente es que Reels supone una quinta parte del tiempo que los usuarios de Instagram pasan en la aplicación, así como que en el segundo trimestre esa cifra ha aumentado más de un 30%. Y ese formato supone más de la mitad del contenido que los usuarios comparten entre sí en mensajes directos.

Sin embargo el documento de referencia apunta que casi la tercera parte de todos esos vídeos han sido creados en otra plataforma, casi siempre TikTok. A pesar de que Instagram intenta desincentivar esta práctica mediante la reducción algorítmica de visibilidad de esas piezas, la realidad es que una parte indeterminada de los contenidos que los usuarios acaban viendo procede de ese entorno. Eso contribuye a incrementar su popularidad, ya que los vídeos descargados de TikTok vienen habitualmente identificados con una marca de agua.

La pujanza de esa red social ha hecho que Meta introduzca cambios esenciales en Instagram, pero también en Facebook, de cara a potenciarlos como plataformas de descubrimiento de contenido atractivo que mantengan a los usuarios más tiempo en ellas. Entre otras cosas, a costa de mostrarles cada vez más contenido generado por personas con las que no tienen ningún contacto previo. Eso está causando controversia entre algunos usuarios y creadores de la primera, pero supone un replanteamiento casi radical de la segunda, basada tradicionalmente en conexiones entre personas.

YouTube es el tercer contendiente en la guerra del vídeo corto y en principio sus números parecen más relevantes para plantar cara a TikTok. En esa plataforma la monetización del formato está en marcha para evitar el lucro cesante que también está asumiendo Meta en parte al desplazar el consumo desde el News Feed.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉