Francia multa a Facebook por utilizar «patrones oscuros»

Celular con aplicación de facebook

La agencia francesa de protección de datos (CNIL) ha impuesto sendas multas de 150 y 60 millones de euros a Google y Facebook por dificultar a los usuarios que rechacen las cookies de terceros. Según su explicación, solo es necesario un clic para aceptarlas pero esa acción se multiplica a la hora de declinarlas, con lo que ambas compañías promueven el comportamiento que les conviene de cara a sus ingresos publicitarios. Ahora disponen de tres meses para hacer que esos dos procesos resulten equivalentes o afrontarán una sanción suplementaria de 100.000 euros por cada día de retraso.

La agencia francesa considera que en el caso de Facebook a los usuarios se les traslada la impresión de que no hay otra alternativa que aceptar esas cookies mediante un etiquetado confuso del botón, además de que se se les obliga a un proceso más arduo para denegar que para ofrecer su consentimiento. Esto último es lo mismo que achaca a Google, tanto en la versión local del buscador como en YouTube.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Esta situación contraviene el artículo 82 de la Loi Informatique et Libertes, el reglamento nacional de protección de datos, que entre otras cosas establece que todo usuario de servicio de comunicaciones electrónicas tendrá que ser informado de forma clara y completa de los medios que dispone para oponerse al almacenamiento de información en su equipo. La asimetría que refleja el comportamiento sancionado entra dentro de lo que en usabilidad de sitios web se considera patrones oscuros, que son pautas de diseño y experiencia de usuario creadas para favorecer una acción frente a otras porque es la que interesa al propietario de ese espacio.

Para reforzar esos principios, CNIL fijó en 2020 que todas las webs que operasen en territorio francés tendrían que mantener un registro de al menos seis meses de todos aquellos usuarios que hubieran rechazado sus cookies. También requería que todas ellas ofrecieran una posibilidad sencilla de cambiar de idea respecto a su decisión mediante un enlace o icono presente en todas las páginas de ese sitio.

Ya en diciembre la agencia francesa había impuesto otras dos multas a Google y Amazon por no aclarar de forma satisfactoria que podían rechazar las cookies de terceros. El gigante de las búsquedas acumula sanciones en Francia, ya que el regulador nacional de la competencia le aplicó una penalización de 500 millones de euros en julio de 2021 por falta de “buena fe” en su negociación con los medios locales para pagarles por su contenido.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉