Elon Musk paraliza la compra de Twitter

Accionistas demandan a Elon Musk y Twitter

Lo que parecía el futuro más inmediato para Twitter ha dado un vuelco de 180 grados en las últimas horas. Elon Musk ha aprovechado la red social para informar que se ha paralizado el acuerdo de compra de Twitter, alcanzado a finales de abril por 44.000 millones de dólares, un precio de 54,20 dólares por acción. 

El motivo que ha alegado el magnate sudafricano es el cálculo realizado por la propia plataforma respecto al número de cuentas falsas que existen en la red social. El pasado 3 de mayo, Twitter informaba que estos perfiles representaban menos del 5% de los usuarios. 

Banner_frasco-suscripcion-800x250

“Acuerdo de Twitter suspendido temporalmente a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas/spam de verdad representan menos del 5% de los usuarios”, escribió el viernes 13 de mayo, indicando la desconfianza que le generaba esta cifra.

Este acontecimiento se produce días después de que Musk cerrase un acuerdo de compra con la junta directiva de Twitter, por 44.000 millones de dólares, valorando así cada acción en 54,20 dólares, un precio superior a lo marcado en Bolsa; de que haya reunido financiación procedente de magnates, firmas de inversión y de su propio bolsillo para llevar a cabo la operación; y de que haya informado a los inversores de los planes que tiene para la plataforma del pajarito azul – y que pasa, entre otras medidas, por diversificar ingresos y depender menos de la publicidad-.

El anuncio de Musk ha generado una caída del 20% del precio de la acción en el mercado, antes de la apertura de la sesión, hasta los 35,95 dólares, muy por debajo de los 54,20 dólares planteados por la oferta. De confirmarse que existe más de un 5% de cuentas falsas en Twitter, varios analistas consideran que Musk podría emplear dicho argumento para tratar de bajar el precio de la operación. 

Más cuando la valoración de las acciones de Tesla – parte de ellas comprometidas en el acuerdo de compra de Twitter- ha venido en caída libre desde que se anunciara la adquisición de la red social por parte del CEO de la firma de automoción. A día de hoy, su precio resulta un 28,79% inferior a lo marcado el pasado abril.

Si finalmente Musk decide retirar su oferta de adquisición, se vería obligado a indemnizar a Twitter con 1.000 millones de dólares, una cifra que resulta inferior a lo que se calcula que se habría depreciado la empresa en el mercado.

Todo ello se produce al tiempo que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos y la Comisión Federal de Comercio (FTC) se encuentran investigando la compra de Twitter por parte de Elon Musk, por posible incumplimiento en el formulario presentado ante la comisión cuando adquirió más del 9% de la firma a comienzos de abril, y por el propio proceso de compra, llevado a cabo en estas últimas semanas.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉