El ‘Body Positive’ crea impacto en redes sociales

mujeres en la playa sonriendo

El body shaming es un término que nace en contraposición a la tendencia del body positive, que se basa en la crítica al cuerpo ajeno por no ajustarse a unos estándares de belleza marcados. Según un análisis de Ipsos, cada vez trabajamos más en querernos y menos en cambiarnos, de ahí que el body positive, aceptar y querer a tu cuerpo real y sano, supere al body shaming.

En los últimos años el volumen de body positive ha crecido y, aunque el volumen de body shaming también, más de la mitad de la conversación online se orienta a criticar esta actitud.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Ipsos destaca que las marcas se apuntan a la tendencia de body positive, dando voz y lugar a cuerpos no normativos, haciendo visible la realidad de sus consumidores en sus campañas de comunicación. Sin embargo, en lugar de recibir halagos, aplausos y apoyo, estas marcas reciben muchas críticas en las redes.

Otras conclusiones de este análisis son:

  • Aunque los hombres publican más contenidos relacionados con lo que entendemos por operación bikini, los mensajes van destinados en su mayoría a las mujeres.

 

  • En las menciones sobre operación bikini se sigue usando un lenguaje femenino cuando se habla de cambios físicos y estéticos.
  • La demanda de ver más cuerpos reales y este sesgo de género lleva a la aparición de nuevas tendencias.
  • La operación bikini ha perdido su estacionalidad a raíz del confinamiento de 2020. Ya no se habla de “operación bikini” en un momento concreto del año sino que es un tema constante a lo largo del tiempo

 

Eva Aranda,  social intelligence analytics country leader, afirma que “todos conocemos el enorme poder de la red en términos de viralización y capacidad de dar visibilidad a cualquier engaño. La red desnuda a las marcas, están totalmente expuestas, de ahí la importancia de que las marcas sean coherentes entre lo que dicen y lo que hacen, para no conseguir el efecto contrario al que se busca. Como marca, tener controlado este discurso es clave”.

Y continúa: «Escuchar la conversación espontánea generada por los propios consumidores es una pieza fundamental para comprenderles, y para detectar este tipo de cambios de actitud y de mentalidad. Muchos de los actuales movimientos sociales y cambios de paradigma se están gestando en la red, saber analizar esta información, para descartar el ruido y quedarnos con lo importante, con aquello que realmente va a suponer un cambio social o se va a convertir en tendencia, es el objetivo de Social Intelligence Analytics  en Ipsos»


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉