La demanda global de carga aérea registra un fuerte impulso

Aeroméxico y Delta

La demanda global de carga aérea registra un fuerte impulso. Por cuarto mes consecutivo, la demanda mundial de carga aérea ha vuelto a crecer en diciembre con fuerza para terminar el ejercicio 2023 con potente último trimestre y en volúmenes similares a los de 2022.

En este sentido, Iata estima que la demanda de este tipo de transporte ha crecido un 10,8% anual durante el pasado mes de diciembre y finaliza el año con una caída de un 1,9% con respecto a 2022.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Al tiempo, la capacidad ha subido un 13,6% anual durante el último mes del pasado ejercicio y en el acumulado del ejercicio también presenta un incremento de un 11,3%.

En esta evolución del mercado mundial de carga aérea en el último mes de 2023 ha tenido mucho que ver la consolidación de la recuperación del comercio internacional, aunque los volúmenes de pedidos y de producción industrial siguen si repuntarn.

La demanda global de carga aérea registra un fuerte impulso

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico ha aumentado la demanda de carga aérea internacional un 18,5% anual en diciembre, con la capacidad internacional ascendiendo un 31,1% anual.

En Europa, la demanda ha ganado un 8,7% en comparación con diciembre de 2022, mientras que, a su vez, la capacidad se ha incrementado un 7,5% anual. En el acumulado anual, la demanda de carga aérea en el Viejo Continente ha caído un 3,9%, mientras que la capacidad ha crecido un 4,5% anual, en un mercado afectado por la invasión rusa de Ucrania.

La demanda ha crecido un 2%

En cuanto a América del Norte, la demanda ha crecido un 2% con relación a hace un año, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona ha crecido un 2,4%. A su vez, en Iberoamérica, la demanda se ha incrementado un 6,4% anual, mientras que la capacidad aumenta un 3,5%.

Vea también: En España los supermercados aumentan las promociones

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han crecido un 18,3% anual, con la capacidad elevándose un 17,7% con respecto a diciembre de 2022. En África, la demanda ha caído un 1,2% en el período, mientras que la capacidad también crece un 7,4% anual.

Según publicó Cadena de Suministro