El retail europeo ha reducido a la mitad el crecimiento de sus ventas online

El retail europeo ha reducido a la mitad el crecimiento de sus ventas online en el último año. Así lo revela un estudio publicado hoy por Ecommerce Europe y EuroCommerce, que señala que la facturación digital del comercio electrónico B2C en Europa ha totalizado 899.000 millones de euros en 2022.

Esta cifra supone un 5,9% más que los 849.000 millones de euros facturados en 2021. De esta forma, el ritmo de crecimiento se ha reducido a la mitad, ya que la subida interanual de 2021 respecto a 2020 fue del 12%. De hecho, se ha roto la dinámica de incrementos de doble dígito que se venía registrando desde el inicio de la serie: 2021 (+12%), 2020 (+14%), 2019 (+12%) y 2018 (+12%).


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pese a este frenazo, el documento destaca que el sector continúa avanzando y se espera que continúe creciendo en 2023. El incremento de los precios ha sido el principal impulsor de la subida de las ventas en valor. Sin embargo, el descenso de los volúmenes se ha visto compensado en parte por un aumento en el servicio de compras en línea (por ejemplo, los viajes).

Vea: Principales desafíos en la cadena de suministro automotriz

Para ilustrar el impacto de la inflación en el sector, el informe de este año incluye las cifras de crecimiento ajustado a la inflación. Así, mientras que en 2021 el crecimiento del comercio electrónico europeo ajustado a la inflación seguía siendo muy fuerte (+9%), en 2022 se ha desplomado debido al shock inflacionario, contrayéndose por primera vez (-2%).

El retail europeo ha reducido a la mitad el crecimiento de sus ventas online

Las únicas regiones sin caída del comercio electrónico en 2022 han sido Europa del Este (+5%) y Sur de Europa (+13%). No obstante, el informe señala que en 2023, el comercio electrónico ha comenzado a recuperarse a medida que la inflación ha ido disminuyendo, con lo que se prevé una vuelta al crecimiento este año (+2%).

El estudio también identifica los avances tecnológicos (por ejemplo, 5G, AR/VR, monedero digital) y las nuevas soluciones de tienda (por ejemplo, SaaS) como impulsores de una mayor penetración del comercio electrónico y, por lo tanto, como una oportunidad para suavizar la división regional de las transacciones. Otro aspecto que plantea el informe es la creciente demanda de un comercio electrónico más sostenible, buscando entregas y devoluciones más eficientes, así como un consumo y una producción más ecológicos.

En palabras de la directora general de EuroCommerce, Christel Delberghe: “El consumidor avanza rápidamente. Combinar la interacción online y offline se ha convertido en la nueva normalidad. En 2022, al dispararse la inflación, los consumidores se han vuelto mucho más sensibles al precio, buscando más ahorros, comparando y diversificando sus canales de compra online y offline. Esperamos que las ventas por internet sigan creciendo en los próximos años, alcanzando aproximadamente el 30% de las ventas minoristas en 2030”.

Por su parte, para el secretario general de Ecommerce Europe, Luca Cassetti: “Con el paso de los años, vemos que las empresas todavía afrontan barreras importantes, especialmente en relación con las ventas transfronterizas. Las autoridades tienen la responsabilidad de reducir la fragmentación del mercado y eliminar la burocracia para las operaciones comerciales transfronterizas. Diseñar políticas preparadas para el futuro y neutrales en cuanto a canales será fundamental cuando comience el próximo ciclo de la UE”. Según publicó Revista Inforetail.