¿Cómo competir con gigantes como Mercadona, Lidl o Aldi?

Mercadona, cadenas

Según publica America Retail & Malls

En un contexto de crisis económica, el precio se ha convertido en un factor clave para los consumidores

¿Cómo competir con gigantes como Mercadona, Lidl o Aldi? Las cadenas de distribución tradicional se enfrentan a un dilema: ¿cómo competir con gigantes como Mercadona, Lidl o Aldi en el terreno del surtido corto?


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Xavier Cros, cofundador de la consultora Across The Shopper, advierte que competir con las mismas marcas que estas cadenas es un error. «Intentar hacer algo en lo que ellos son unos expertos y lo hacen muy bien no es la mejor solución para el resto de cadenas; es casi imposible ser mejor que ‘el mejor'», ha asegurado en un encuentro organizado junto a Algori.

¿Cómo competir con gigantes como Mercadona, Lidl o Aldi?

En lugar de competir en precio y surtido, Cros propone explorar otras estrategias:

  • Captar mercado de la distribución tradicional: Todavía hay un porcentaje significativo de consumidores que no compran en las grandes cadenas de supermercados.
  • Aumentar la experiencia de valor: Ofrecer un surtido más amplio, productos de mayor calidad, un mejor servicio al cliente o una experiencia de compra más atractiva.
  • Detectar los espacios vacíos que deja Mercadona: Hay nichos de mercado que Mercadona no cubre y que pueden ser explotados por otras cadenas.

Cugat Bonfill, Head of Insights de Algori, añade que ningún retailer se queda con la cesta completa. Los consumidores suelen comprar en varias tiendas diferentes para completar su cesta de la compra.

Esto significa que hay oportunidades para las cadenas que sepan identificar las necesidades de los consumidores y ofrecerles una propuesta de valor diferenciada.

Bonfill también destaca la importancia de la distribución ponderada de valor. Las marcas del fabricante deben prestar atención a la distribución de sus productos en las diferentes cadenas de distribución para asegurarse de que están llegando a su público objetivo.

Vea también: Las redes sociales, ¿se acerca su fin?

En un contexto de crisis económica, el precio se ha convertido en un factor clave para los consumidores. Sin embargo, no es el único factor que influye en la decisión de compra.

Las cadenas de distribución que quieran tener éxito en el futuro deben ofrecer una propuesta de valor que combine precio, calidad, convenience, salud y placer.

En resumen, el futuro de la distribución no pasa por competir con Mercadona en su propio terreno. Las cadenas que quieran tener éxito deben explorar nuevas estrategias que les permitan diferenciarse y ofrecer una propuesta de valor única a los consumidores.