Beneficio fiscal para transportistas: ¿Oportunidad o amenaza para el medio ambiente?

transporte

Beneficio fiscal para transportistas: ¿Oportunidad o amenaza para el medio ambiente? El Gobierno peruano aprobó un beneficio fiscal que otorga a los transportistas la devolución del 70% del ISC incorporado en el precio de venta de ciertos tipos de combustibles, como el diésel B5 y diésel B20 con bajo contenido de azufre. Esta medida, que es aplicable exclusivamente a los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2023, tiene como objetivo aliviar los costos operativos de los transportistas y apoyar el sector de transporte.

Sin embargo, esta medida ha generado un debate sobre sus posibles impactos ambientales. Por un lado, los transportistas sostienen que la devolución del ISC les permitirá reducir sus costos y, por lo tanto, hacer sus operaciones más eficientes. Esto, a su vez, podría contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por otro lado, los ambientalistas argumentan que la devolución del ISC podría incentivar el uso de combustibles fósiles, que son una fuente importante de contaminación. Además, señalan que esta medida no va en línea con los esfuerzos globales para reducir las emisiones de carbono.

Beneficio fiscal para transportistas: ¿Oportunidad o amenaza para el medio ambiente?

La devolución del ISC es un ejemplo de cómo los gobiernos deben encontrar un equilibrio entre las necesidades económicas y ambientales. Por un lado, es importante apoyar a los sectores productivos que son esenciales para la economía. Por otro lado, también es importante promover prácticas más sostenibles que protejan el medio ambiente.

Vea también: Lima tiene un gran potencial para el desarrollo de centros comerciales

En el caso de Perú, la devolución del ISC puede ayudar a aliviar los costos operativos de los transportistas, lo que podría contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, también es importante considerar que esta medida podría incentivar el uso de combustibles fósiles, que son una fuente importante de contaminación.

El desafío radica en encontrar un equilibrio entre estas dos prioridades. Una posible solución sería implementar un mecanismo que permita a los transportistas beneficiarse de la devolución del ISC, siempre y cuando utilicen combustibles más sostenibles, como el gas natural o los combustibles renovables.

Según publicó Logistica 360

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉