Pagar por ponerse ropa virtual en el metaverso, ¿cómo funciona este nuevo negocio?

velocidad de la luz

Arranca la carrera para llevar las prendas a esos personajes que nos representarán en mundo digital.

La industria de la moda en Colombia es tan poderosa que solo en el 2021 logró mover alrededor de 6.783 millones de dólares, tal como lo indican los registros de Inexmoda. Sin embargo, toda su cadena de valor podría sufrir cambios a raíz de la nuevas tecnologías, el vuelco de las redes sociales y la vida virtual.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Aunque todavía el panorama es incierto sobre lo que será el metaverso

Ese mundo virtual paralelo en el que van a interactuar las personas a través de avatares (personajes en tercera dimensión), es un hecho que este nuevo entorno llegará y cambiará las reglas de juego para muchos negocios. Uno de ellos es el renglón de la moda, pues se transformará la manera de producir ropa, portarla y adquirirla. Ahora las inversiones en atuendos estarán destinadas a esos personajes virtuales.

Los primeros acercamientos a la moda digital se dieron en los videojuegos, donde los usuarios tienen la opción de comprar skins (vestidos) que son usados por los avatares. Algo así pasará en la industria real.

Grandes marcas globales destaparon sus cartas para jugársela de lleno por esta idea de negocio. Nike creó Nikeland, un espacio en el videojuego Roblox donde los jugadores compiten con sus avatares vestidos que llevan los últimos diseños de la marca de pies a cabeza. Así mismo, H&M lanzó a comienzos de este año su primera colección virtual en colaboración con DressX, una plataforma multimarca especializada en la comercialización de diseños virtuales.

Juan Manuel Escobar, presidente de la Asociación de Realidad Virtual y Aumentada en Colombia, explica que la principal tecnología que se utilizará para vivir estas experiencias será la realidad aumentada y que estas prendas se pagarán con criptomonedas. “Lo ideal en el metaverso es que se pueda generar un mismo sistema de pago, sin embargo, será difícil porque cada compañía podrá decidir cómo se paga”, señala Escobar.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉