Los expertos señalan a la innovación como la clave del futuro en las IMID

Manos sosteniendo tablet

La apuesta por la innovación para contar con nuevas alternativas en el abordaje de las enfermedades inflamatorias inmunomediadas (IMID, por sus siglas en inglés) es una de las claves de futuro para el cambio de paradigma asistencial de los pacientes que sufren estas enfermedades. Una visión holística, contar con comités disciplinares, el avance en la investigación, así como la integración de nuevos medicamentos dentro del arsenal terapéutico, son para los expertos aspectos esenciales que deben tenerse en cuenta para un abordaje integral.

Con el objetivo de analizar la situación y diversos aspectos desde un punto de vista multidisciplinar, Diariofarma organiza una serie de Encuentros en diferentes comunidades autónomas para profundizar en el manejo de estas enfermedades y propiciar marcos de relación y colaboración entre profesionales. El Encuentro celebrado en Toledo para analizar la realidad de Castilla-La Mancha, contó con la participación de Carmen Encinas, directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria de Castilla-La Mancha; Azucena Hernández, jefa de Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Toledo; Dolores Barreda, jefa de Servicio de Farmacia del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca y coordinadora del grupo Ethos, de Bioética y Ética Clínica, de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH); Daniel Hervías, FEA de Aparato Digestivo del Hospital General Universitario de Ciudad Real; Antonio Torralba, delegado de ConArtritis y presidente de la Fundación Instituto Inmunes y Rubén de la Fuente, director de Valor y Acceso de Galapagos España.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Necesidad de apostar por la innovación

Una de las cuestiones más relevantes abordadas fue la importancia de la innovación, asegurar el acceso a ella y su impacto en los resultados en salud. En el Encuentro quedó patente la necesidad de avanzar en el desarrollo de nuevas moléculas que den respuesta a los pacientes que aún no han podido controlar la enfermedad. Daniel Hervías expuso que aún “hay mucho que mejorar en estas patologías” por lo que la innovación futura debería aportar mejoras como las alcanzadas hasta el momento, que han supuesto “un cambio en la evolución de la enfermedad”. Por ello, enfatizó en que “cuantas más innovaciones lleguen, será mucho mejor”. Hervías también consideró necesario realizar una mejor gestión de la innovación y posicionar los medicamentos para que “el tratamiento que mejor se adapte” a cada paciente, llegue “cuanto antes”.

Por su parte, Carmen Encinas coincidió en que hay muchas personas con enfermedades crónicas incapacitantes a las que todavía no se ha dado solución. Por ese motivo, aseguró que las respuestas “tienen que venir de la mano de la innovación terapéutica y de la investigación constante para descubrir nuevas moléculas y dianas terapéuticas”. En este aspecto, hizo hincapié en que se necesita conocer las necesidades de los pacientes, ya que además de la terapéutica hay muchas otras soluciones. La directora general también señaló la importancia de los medicamentos igual de eficaces, pero más eficientes, al haber transcurrido el periodo de protección de las patentes, al tiempo que defendió los informes de posicionamiento terapéutico (IPTs) como una herramienta de gestión y eficiencia. En materia de información, destacó que en su comunidad se ha avanzado en indicadores que posibilitan a los profesionales conocer “qué pasa con sus pares”, al tiempo que permite “una prestación lo más homogénea posible”.

Respecto de la terapéutica de estas enfermedades

A lo largo de la vida de los pacientes, Dolores Barreda expuso que van avanzando de una diana a otra según fracasan los tratamientos, por lo que también incidió en que es necesario favorecer la investigación para buscar tratamientos curativos y fomentar la investigación con datos en vida real para mejorar el conocimiento. A este respecto, la farmacéutica hospitalaria aseguró que gracias a los datos se podría avanzar en evaluar los protocolos, revisarlos y analizar por qué el tratamiento “no funciona en un porcentaje de pacientes”. Por todo ello, Dolores Barreda aseguró que, “si hay una enfermedad en la que hay que cambiar el paradigma de la financiación, de la innovación y del tratamiento, no se le ocurre mejor grupo de enfermedades que las IMID”.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉