Las agtech muestran el camino de la inteligencia artificial aplicada

Manos sosteniendo tablet

La inteligencia artificial (IA) desembarcó con fuerza en los últimos años, demostrando que es un recurso tecnológico al que se le puede sacar provecho sin precedentes.

Es que el ser humano, de acuerdo con su ámbito de trabajo, puede utilizarla para mejorar y optimizar la toma de decisiones. Diferentes áreas del conocimiento están utilizando al menos una estrategia de IA para lograr sus objetivos.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

¿Pero qué es la IA?

Es un conjunto de tecnologías que intenta simular el comportamiento y el funcionamiento del cerebro humano. Así de simple. Dentro de la IA se encuentran las técnicas denominadas de Aprendizaje Automático (en inglés, Machine Learning) y, en ésta, las de Aprendizaje Profundo (en inglés, Deep Learning), que generalmente utilizan las redes neuronales para lograr su cometido, sea clasificación de imágenes, de texto, etc.

Ahora bien, teniendo como base estos conocimientos, ¿cómo está impactando el uso de la IA en los negocios? Prácticamente se está utilizando en todos los ámbitos en los que el ser humano necesite una respuesta rápida, precisa y orientadora: desde los bancos con los sistemas de detección de fraude, las empresas de logística, medicina o agro.

No obstante, podría decir que la IA es aplicable a casi todas las tareas en las que interviene el ser humano y resulta un complemento único utilizado para ayudar a las personas en tareas que a veces son complejas o repetitivas.

Vayamos a un caso tangible

Una de las áreas que más evolucionó en los últimos años es la de las agtech (surge de la combinación de las palabras “agricultural” y “technology”). Se trata de las empresas de agricultura de precisión que utilizan tecnología de punta con el propósito de desarrollar soluciones para el agro, mejorando el rendimiento, la eficiencia y la rentabilidad.

El mundo necesita alimentarse y los alimentos primarios deben llegar rápido a otros países del mundo como consecuencia de la globalización. Los procesos aplicados al campo deben ser razonables en costo y velocidad, y para cumplir con esto último se necesita de una amplia gama de nuevas tecnologías que son aplicadas a los sistemas agropecuarios, permitiendo aumentar la productividad.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉