La IA no debe amenazar, debe potenciar

Según publica America Retail y Malls

La IA no debe amenazar, debe potenciar, es el tema que nos propone Pablo Arcay, Gerente de Tecnología e Innovación de Teamwork


Banner_frasco-suscripcion-800x250

La semana recién pasada, se dio a conocer en estas páginas el resultado de una encuesta realizada por la empresa PwC, previo al Foro Económico Mundial de Davos, en la que se evidenció que una cuarta parte de los directores ejecutivos globales espera que el despliegue de inteligencia artificial generativa conduzca a reducciones de plantilla de al menos un 5% este año. 

Con el paso de los años hemos querido construir un mundo automatizado, donde el lenguaje de programación no sea el privilegio de conocer una segunda lengua (como antes fuera el saber inglés), tratando de comunicarnos de manera natural con las máquinas y transformar el código binario en algo que cualquiera pudiese entender. ¿Pero qué te asegura que esa respuesta artificial no sea sesgada?

Seamos claros al definir que la inteligencia artificial no es necesariamente eso, porque en lugar de inteligencia son correlaciones estadísticas muy avanzadas. Tampoco es artificial, porque es alimentada de datos que el mismo ser humano provee, por lo que podemos decir que carece de pensamiento creativo y de la capacidad de innovar. Es disruptiva, pues, se lee convincente, suena persuasiva, pero la posibilidad de interpretar de manera adecuada o predecir los cambios en las tendencias parece ser harina de otro costal.

Vea también: Operador Mayorista de Conectividad: todo lo que necesitas saber

La IA tiene que tomarse como un modelo que permita potenciar las capacidades del ser humano: hacer que el cirujano pueda encontrar caminos en una cirugía que, con la ayuda de herramientas robóticas, tome una decisión en un punto crítico y defina un cambio de dirección si las cosas van mal. A las máquinas no les va bien eso de los cambios de escenario, de definir qué hacer en un momento crítico, de reaccionar ante la incertidumbre, ¿por qué? Porque no hay inteligencia real.

La IA debe ser considerada como un modelo para potenciar las habilidades humanas, permitiendo a profesionales como cirujanos tomar decisiones críticas con herramientas robóticas, ya que las máquinas carecen de adaptabilidad y reacción ante la incertidumbre.

Es cierto que algunas tareas repetitivas se podrán automatizar, ocupar los modelos matemático-estadísticos avanzados alimentados para la toma de decisiones basados en los datos construidos por seres humanos [ya no suena tan lindo como Inteligencia Artificial, ¿cierto?), pero esto les dará la oportunidad a los colaboradores de mejorar su estándar de vida, sus rendimientos y potenciar su conocimiento. La IA es un aliado: aprovechamos su potencial para fortalecer el capital humano.

 

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉