Innovación: la reconversión de Ikea en un supermercado

 

La crisis sanitaria lleva a la enseña sueca a centrar sus esfuerzos en su tienda de alimentación, con una gama de alimentos inspirados en las tradiciones de su país de origen, como las albóndigas o el salmón.

Un supermercado de Ikea

Banner_frasco-suscripcion-800x250
Un supermercado de Ikea

La crisis del coronavirus ha forzado la reconversión de ciertas compañías de retail. Es el caso de Ikea. La enseña sueca anunciaba recientemente un acuerdo temporal con Just Eat en España para que los usuarios pudieran pedir los productos de su tienda de alimentación mientras dure la situación actual de cierre de sus centros físicos.

Pues bien, ahora, la multinacional ha dado un nuevo paso con la apertura, únicamente, de sus puntos de venta de alimentación, en 14 de sus centros repartidos por España en los que ofrece un surtido de 250 productos. Entre ellos, los clientes podrán adquirir las populares albóndigas, el salmón o el codillo, pero también aperitivos, platos vegetarianos, lácteos, galletas, salsas, condimentos, chocolates, así como postres y bebidas. «Para que disfrutes de un trocito de Suecia sin renunciar a la comodidad de tu hogar», resalta la compañía.

Las tiendas que ya cuentan con esta posibilidad se ubican en A Coruña, Asturias, Baracaldo, Jerez, Valladolid, Zaragoza, los tres establecimientos de Cataluña, los cuatro de Madrid, y Málaga. La compañía atenderá de lunes a viernes, de 12 a 19 horas, aunque con posibles variaciones, informa.

Asimismo, Ikea ha creado también un servicio, disponible en Sevilla, Valencia y Murcia, que permite hacer encargos en la tienda de alimentación a través de un teléfono y después pasar a recogerlos.

«Nuestro objetivo es proveer a los hogares de alimentos saludables, sostenibles y a precios asequibles respetando en todo momento las medidas de prevención e higiene que garantizan la salud y seguridad, más en este momento excepcional que vivimos», asegura Carlos Cocheteux, responsable de alimentación de Ikea en España.

Efectivamente, la cadena sueca ha extremado las seguridad e higiene en sus centros. Dispone así de gel desinfectabte de manos, guantes, mascarillas y gafas protectoras para sus trabajadores y gel y guantes para los clientes. También limita el aforo, establece distancia de seguridad y sólo admite el pago con tarjeta.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉