Helium, la blockchain de Wifi descentralizado que muestra el poder de la revolución Web3

comercio electronico

Crear una red inalámbrica descentralizada para los dispositivos del «internet de las cosas» (IoT), ese es el objetivo del blockchain y del token Helium. Es una propuesta revolucionaria para crear una infraestructura de telecomunicaciones alternativa formada por miles de personas que colocan antenas en sus casas para que los dispositivos de IoT puedan conectarse y funcionar.

Dicho de otra manera, es una forma de descentralizar un mercado fuertemente regulado, controlado por las grandes corporaciones de telecomunicaciones y en el que es difícil que entren otros actores. Esta blockchain es un ejemplo perfecto de cómo podrían funcionar los proyectos de la Web3, una nueva y revolucionaria etapa de internet centrada en la descentralización de las aplicaciones.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La forma de incentivar a que las personas coloquen antenas «hotspot» de Helium en sus casas es pagando por la criptomoneda HNT. A cambio del tráfico de datos que pasa por su antena, la persona recibe una cantidad de esos tokens. En agosto de 2021, la blockchain de Helium estaba creando 2,5 millones de unidades de HNT al mes, una cantidad que multiplicada por los 7,11 dólares a los que cotizaba esta criptomoneda a mediados de mayo da un total de 17,8 millones de dólares que se reparten entre los participantes de la red mensualmente.

En total hay 799.813 puntos de acceso, conocidos como «hotspots», a la red Helium en todo el mundo, que cubren 60.330 ciudades en 172 países. En el sitio web explorer.helium se puede encontrar información actualizada sobre los lugares con mayor cobertura.

Europa, Estados Unidos y China son algunos de los lugares donde la red Helium está más presente. En el caso de España, está muy desarrollada en Madrid, Valencia, Barcelona y Baleares, mientras que toda la costa portuguesa cuenta con varios puntos de conexión entre Lisboa y Oporto.

¿Qué dispositivos IoT utilizan la red Helium?

Los 798.500 «hotspots» de Helium son dispositivos con antenas que envían pequeñas cantidades de datos a larga distancia utilizando frecuencias de radio. Estos sistemas comparten parte del ancho de banda de la casa del propietario del hotspot con dispositivos IoT cercanos, como parquímetros, sensores de calidad del aire o electrodomésticos de cocina inteligentes, entre otros.

Uno de los clientes de la red Helium es Lime, una empresa que alquila vehículos de transporte como bicicletas y patinetes eléctricos en varias ciudades.

El tipo de infraestructura alternativa que está creando Helium es una LoRaWAN (Low Power Wide Area Network). Esto significa que se trata de una red de área amplia de baja potencia que está diseñada para mejorar el rendimiento de los dispositivos IoT. Como su nombre indica, está optimizada para transmitir los datos de estos dispositivos IoT más rápidamente, a mayores distancias y de forma más rentable que los puntos de acceso Wi-Fi convencionales.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉