En la batalla entre la inteligencia artificial y el humano, vamos perdiendo

Omnicanalidad mano hombre

Lo siento, pero no. No importa lo bueno que seas al Gran Turismo ni las plusmarcas que tengas enmarcadas y colgadas de la pared de tu cuarto, hay una contrincante a la que jamás podrás vencer. Se llama Sophy —GT Sophy, para ser más precisos— y podemos asegurarlo con certeza porque sus «padres», Polyphony Digital (PDI), Sony IA y y Sony Interactive Entertainment (SIE), la han creado y educado para ser imbatible en el asfalto digital. El empeño no les ha ido nada mal además. De momento, ha conseguido ya que muerdan el polvo algunos de los campeones mundiales.

¿Cómo? Muy fácil (o no): Sophy GT es una Inteligencia Artificial (IA). Y una muy peculiar. No solo sabe manejar los coches de Gran Turismo y conoce sus circuitos, que también. Su gran peculiaridad es que aprende y es capaz de aplicar estrategias y tácticas. Todo, ojo, con fair play.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Qué es exactamente GT Sophy. En una presentación en la que no ahorran épica, Sony y PDI definen a su criatura como “un revolucionario agente de carreras sobrehumano”, una herramienta “diseñada para competir con los mejores pilotos de Gran Turismo Sport y mejorar su experiencia de juego”. Básicamente y con algo menos de poesía, se trata de una inteligencia artificial ‘adiestrada’ con técnicas de aprendizaje de refuerzo profundo —DRL, en sus siglas en inglés— para las que han aprovechado algoritmos de aprendizaje de última generación y la infraestructura en la nube de SIE.

GT Sophy sabe manejarse en las carreras, conoce las dinámicas de los coches y también las maniobras «para conquistar las pistas difíciles» —ahí está de nuevo la retórica épica—; pero una de las razones que la hacen tan especial y ha traído de cabeza a los campeones de Gran Turismo es el dominio de las tácticas, como maniobras de bloqueo y pases cruzados. Eso sí, siempre con clase. Sony y PDI aseguran que cumple con un concepto algo difuso al que se refieren como “reglas de etiqueta”, algo así como un fair play para que no busque colisiones y respete a sus adversarios.

Un nuevo capítulo en la larga disputa humana vs máquina. Sophy no es la primera máquina que hace morder la lona a los humanos. Incluso a aquellos que son muy buenos en lo suyo. Qué buenos, los mejores. A mediados de los 90 IBM desarrolló una supercomputadora, Deep Blue, que consiguió vencer al ajedrez al Gran Maestro Gary Kaspárov en 1996. Cierto que el ruso se desquitó y le ganó alguna partida, pero la victoria final, en 1997, fue para la versión mejora de la computadora, Deeper Blue, lo que ya nos permitía ver que la lucha humano vs máquinas se prometía interesante.

Lo cierto es que la inteligencia artificial lleva tiempo en los arcade y en algunos juegos de estrategia a mayores del ajedrez, como el shogi o el go; pero con GT Sophy sus creadores han querido ir un paso más allá. “Sophy lleva la IA del juego al siguiente nivel, abordando el desafío de un simulador hiperrealista al dominar el control en tiempo real de vehículos con dinámicas complejas, todo mientras opera a centímetros de los oponentes”, explican los padres de la criatura.

En el caso de las carreras de coches como GT, también son bastante frecuentes los conocidos como NPC —Non-player character—, contrincantes que no están controlados por otros jugadores, pero que no tienen por qué ser de forma necesaria resultado de una inteligencia artificial.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉