El Internet de los Sentidos y el sector retail

Panel digital

La próxima década será decisiva para la implantación total en el mercado del Internet de los Sentidos, es decir, de la tecnología preparada para responder a nuestros pensamientos.

Si hablamos del Internet de los Sentidos, ¿estamos analizando el presente o el futuro? Sin duda, es el hoy, la actualidad que proveerá al mañana. Aunque para muchos esto suene a ciencia ficción, el cambio y la evolución tecnológica experimentados en la última década está abriendo campos que, precisamente, ni imaginábamos hace una década. Por tanto, la respuesta está clara: queda cada vez menos para que sea nuestro cerebro, y no los aparatos que nos rodean, el que controle nuestro entorno.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Es decir: la próxima revolución tecnológica será la computación cognitiva, o lo que es lo mismo, que nuestro cerebro, gracias a la realidad virtual y la realidad aumentada, el aumento de la velocidad de las redes y las conexiones y el uso de wearables muy avanzados, intercambie de forma directa sensaciones y percepciones de forma conectada. Y este concepto, en definitiva, va a suponer un antes y un después en el sector retail.

¿Qué es el Internet de los Sentidos?

Ya sabemos que el Internet de los Sentidos cambiará nuestra vida con total seguridad. Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente?

A través de la inteligencia artificial, el desarrollo de tecnologías concretas como la realidad virtual y aumentada, o la automatización o el 5G, Internet será capaz de enviarnos información, y enviarla nosotros a Internet, con los cinco sentidos: vista, olfato, tacto, gusto y oído. Lo que vienen anunciando los expertos es que, para 2030, todos seamos capaces de tener experiencias inmersivas en las que pondremos en práctica todos nuestros sentidos.

Del Internet de las Cosas al Internet de los Sentidos

Con el 4G más que establecido gracias a la popularización de los smartphones y wearables en nuestra vida diaria, el primer gran paso será el de la total inserción de la realidad aumentada, tal y como explicamos recientemente en CAAD. Hablamos de herramientas que nos permiten controlar nuestro entorno de sonido y experimentar el olor, el sabor, las texturas y la temperatura digitalmente. Con el auge del entretenimiento inmersivo, el comercio online y la problemática del cambio climático, el consumo en el futuro va a ser otro, muy distinto, del actual.

En la próxima década, el sonido y la visión digital se complementarán con el olfato, el gusto o el tacto generando experiencias multisensoriales en el comercio tanto físico como online.

El siguiente eslabón evolutivo tras el internet de las cosas explora las fronteras sensoriales de la red, buscando fusionar el mundo digital y real hasta hacerlos (casi) indistinguibles. En suma, mediante la computación cognitiva, se unirá lo humano, lo físico y lo digital para intentar imitar el comportamiento del cerebro humano a través de sistemas de aprendizaje automáticos y el procesamiento del lenguaje natural. No es el producto, es la experiencia.

Además, el Internet de los Sentidos es el nuevo paradigma que afectará a todos los elementos de la industria del retail, sustituyendo fundamentalmente al Marketing Sensorial. Ese proceso de ganar la atención y la confianza del cliente apelando a sus cinco sentidos, de usar los sentidos para generar emociones en el consumidor que inviten al comercio y la compra, ya nunca será igual.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉