Cómo exprimir al máximo el valor de IoT

Pantalla digital

En los últimos años, Internet de las Cosas, o IoT de su denominación en inglés (Internet of Things), se ha convertido en una de las principales tendencias del mercado tecnológico. A pesar del parón de muchos proyectos como consecuencia de la pandemia, sigue evolucionando y aportando grandes beneficios, para los que saben cómo aprovecharlos.

El mercado de IoT ha experimentado en los últimos años un crecimiento exponencial. El fuerte impulso de los proyectos de transformación digital ha acelerado su evolución y, según las previsiones de GlobalData, si en 2019 el mercado global de IoT ascendía a 586.000 millones, esta cifra superará el billón de dólares en 2024.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Desde los sensores para monitorizar la actividad física hasta los termostatos inteligentes que se instalan en cada vez más hogares, pasando por propuestas para la gestión de flotas o que promueven una mayor eficiencia, existe todo un ecosistema de soluciones que hacen que IoT ya forme parte de la vida diaria de los consumidores y de las operaciones de las empresas y gobiernos.

Un reciente estudio de McKinsey Global Institute, ‘The Internet of Things: Catching up to an accelerating opportunity’, analiza el potencial económico que desencadena IoT mediante la consideración de cientos de casos de uso en los entornos físicos en los que podrían implementarse y cómo podría evolucionar el valor potencial de IoT en la próxima década. En él se pone de manifiesto que, si bien este mercado no ha crecido tan rápido como se esperaba debido a obstáculos relacionados con la gestión del cambio, los costes, el talento y la ciberseguridad, aún tiene mucho potencial por explotar.

El gran valor económico de IoT

Para los expertos, no cabe duda del enorme valor económico que puede aportar IoT. Las previsiones de McKinsey apuntan a que, en 2030, podría pasar de un valor de 5,5 billones a 12,6 billones de dólares a nivel mundial.

El potencial de valor económico de IoT se encuentra sobre todo en entornos en los que se implementa, como las fábricas, que concentrará la mayor cantidad de valor económico, alrededor de un 26 % en 2030. El campo de la salud ocupa el segundo lugar, representando entre 10% al 14% del valor total.

Conoce más aquí


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉