Coca-Cola Europacific Partners investiga una tecnología que convertirá el CO2 en azúcar

Bombillo de colores imagine spark

Esta iniciativa permitirá ahorrar costes de materiales, transporte y logística y producir envases de forma sostenible.

Coca-Cola Europacific Partners (CCEP) se ha embarcado en un proyecto con el que busca transformar el CO2 en una materia prima para incorporarla a su cadena de suministro, eliminándolo de la atmósfera y reutilizándolo. De esta manera, contribuirá a reducir las emisiones y a avanzar hacia la descarbonización de la economía, informa la compañía.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

CCEP Ventures, la plataforma de inversión en innovación de CCEP, se ha aliado con Peidong Yang Research Group, que trabaja en la Universidad de California, en Berkeley, para desarrollar métodos que permitan convertir a nivel industrial el CO2 en azúcar. El objetivo es que tras la fase de investigación en laboratorio pueda desarrollarse un proyecto piloto. La inversión inicial será de 750.000 dólares.

La idea es que esta tecnología permita reducir algunos de los factores que más contribuyen al CO₂ en las cadenas de suministro, al tiempo que se ahorran costes de materiales, transporte y logística. A largo plazo, esta iniciativa facilitará la producción de materiales esenciales y envases de forma sostenible.

«En CCEP, queremos crecer de manera sostenible, produciendo las bebidas que desea la gente, mientras ayudamos a construir un futuro mejor para nuestro negocio, las comunidades y el planeta. CCEP Ventures nos ayuda a encontrar soluciones para los desafíos a los que se enfrenta la industria y proporciona fondos para hacer realidad estas tecnologías fundamentals. Estamos entusiasmados de participar en este Proyecto que podría liderar a la industria en el desarrollo de una tecnología de transformación capaz de convertir el CO2 en bienes utilizables más complejos», afirma Craig Twyford, director de CCEP Ventures.

Para entender esta investigación dentro de un contexto más amplio, se trata de que, a través de una captura de aire directa y eficiente, el CO2 pueda emplearse para carbonatar las bebidas, generar combustible y envasar, además de para convertirlo en azúcar de una manera más sostenible. Aun así, Coca-Cola seguirá reduciendo la cantidad de azúcar en sus bebidas, señala la compañía.

PROCESO MÁS EFICIENTE CON MENOS COSTES

Actualmente, la creación de azúcares C6-C8 a partir de CO2 ya es posible. El propósito de este proyecto es conseguir que el proceso sea más eficiente, reduciendo costes, y prescindir de caros procesos de purificación.

Esta investigación se enmarca en la estrategia de CCEP Ventures de buscar soluciones transformadoras para los desafíos de la industria que contribuyan a alcanzar su objetivo de convertirse en una empresa cero emisiones netas para 2040. Con esta iniciativa se demuestra el valor de la innovación en esa meta. Actualmente, la compañía está inmersa en un plan trienal -anunciado en 2020- en el que invertirá 250 millones de euros para descarbonizar su negocio, lo que incluye la fabricación de envases sostenibles.

Esta tecnología podría no solo reducir emisiones asociadas a los procesos manufactureros del azúcar, sino que podría contribuir positivamente a optimizar el uso de la tierra

Dado que los ingredientes agrícolas, incluido el azúcar, suponen aproximadamente una cuarta parte de la huella de carbono de CCEP, esta tecnología podría no solo reducir emisiones asociadas a los procesos manufactureros del azúcar, sino que podría contribuir positivamente a optimizar el uso de la tierra, a medida que hay menos espacios cultivables disponibles debido al crecimiento global de la población.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉