Más servicios financieros digitales

En El Salvador los pagos digitales crecieron más de 37 % de 2020 a 2021, el ecosistema de las fintech no para de crecer a pasos agigantados, señalan participantes del sector.

Las fintech están creciendo a pasos agigantados en América Latina. Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, detalla que el ecosistema fintech ha crecido un 112 % de 2018 a marzo de 2021; pasando de tener 1,166 plataformas a 2,482.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El estudio señala que estas 2,482 empresas fintech latinoamericanas representan el 22.6 % de las 11,000 empresas fintech que existen a nivel mundial aproximadamente, según datos de The Global Fintech Index 2021. Uno de los grandes empujes de este crecimiento acelerado, ha sido el auge del comercio electrónico.

Un análisis de Ebanx que se titula «Beyond the Borders», detalla que América Latina es un mercado de «hipercrecimiento, con una expansión del 31 % por año hasta el 2025» en materia de comercio electrónico en los grandes mercados, y esta cifra se duplica (71 %) para los mercados emergentes donde se incluye a la región centroamericana. Los pesos pesados son: Brasil, México, Colombia y Argentina; la región Centroamericana en conjunto podría ser el cuarto mercado en fintech del área latinoamericana.

Según el BID, con datos a marzo de 2021 hay unas 153 empresas fintech en la región, en número la región está liderada por Costa Rica, le sigue Guatemala, Honduras y en cuarto lugar, El Salvador.

«Si bien el ecosistema fintech en El Salvador está creciendo, el país aún está en pañales en comparación con otros países de Latinoamérica como Brasil, México o Colombia. Las fintech suelen atender segmentos desatendidos; son fuertes agentes de inclusión financiera y también de atracción de inversión El Salvador debería adoptar aún más estrategias de vanguardia para acelerar la innovación, robustecer el ecosistema fintech y beneficiar a los consumidores», señala Gabriel Gutiérrez, fundador de CUBO, una plataforma de pago.

La pandemia del covid-19 fomentó la aceleración de adopción del comercio electrónico y el auge de las empresas fintech.

Para Leandro Guini, director Ejecutivo de SERFINSA, empresa que brinda soluciones de pagos digitales, los servicios financieros, la banca y los medios de pago fueron los sectores que tuvieron que evolucionar de forma acelerada por el cierre de la economía provocado por la pandemia.

«Todos los sectores tuvieron que buscar alternativas que les permitieran continuar con su actividad comercial y ello involucra la forma en la que realizan y reciben pagos. SERFINSA por su parte ya contaba con soluciones que les permitió a los comercios abrir canales de e-commerce, de manera más fácil, rápida y segura», detalla.

Pero no solo el covid aceleró, en el caso salvadoreño, otro de los factores que también aceleró el rubro fue la legalización del bitcóin, explica Roberto Recinos, Senior Account Manager Yalutec, empresa de pagos digitales.

«Lo que más impulsó el sector fue el establecimiento del bitcóin como moneda legal. El impacto ha sido en atracción de inversión extranjera enfocado al desarrollo de las fintech y la industria en el país, lo que representa una oportunidad para que el país capte nuevas inversiones. Empresas que ya venían trabajando en este sector, lograron impulsarse aún más por la pandemia y han crecido desde 2019, en donde se establece una asociación en el país en la que a 2022 ya se encuentran más de 10 empresas. El Salvador aún no representa mucho crecimiento con respecto a la región; sin embargo, sí se aprecia un impacto positivo», detalló.

Según datos del Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador, a julio, se habrían registrado al menos a 53 proveedores de servicios de bitcóin que pueden operar en el país, a casi un año de la adopción de la criptomoneda. Y de empresas Fintech, según el BID en 2021 habían 14 en el país.

En ese mismo documento del BID, la Asociación Salvadoreña de Tecnología Financiera (ASAFintech), señalaba que habían identificado en el país 55 empresas fintech.

Segmentos

A pesar de la adopción de la criptomoneda, las fintech más utilizadas en este mercado son, sobre todo, las billeteras electrónicas, aplicaciones para aceptación de pagos, logística de última milla y Fintech que ofrecen créditos de montos bajos y de fácil aprobación, explica Guini de SERFINSA.

«Vemos que hay una gran cantidad de billeteras digitales incursionando en el mercado, y disponemos (como empresa) de la tecnología adecuada para que las Fintech y billeteras digitales puedan hacer uso de una red de aceptación ya establecida en muchos comercios de manera que puedan ofrecer a sus clientes realizar pagos electrónicos en cualquier punto de la red», detalla.

Estos también son los principales segmentos que crecen con fuerza en América Latina. El BID detalla que las plataformas de financiamiento alternativo para empresas, hasta aplicaciones o apps de educación y salud financiera para individuos, forman parte de la oferta en la región; además de préstamos, Gestión de Finanzas Empresariales y personales, seguros, gestión patrimonial, trading y mercado de capitales, crowdfunding y bancos digitales, aunque de estos últimos todavía no hay alguno en Centroamérica.

El mayor expositor en la materia es Nubank de Brasil, que se ha expandido a Colombia y México, y es hoy por hoy el banco digital más grande de América Latina con más de d 62 millones de clientes.

El papel de la banca

Por otra parte, los expertos señalan que aunque sean servicios financieros, no son competencia directa de la banca y muchas veces se complementan y trabajan en conjunto.

«Vemos a partir del 2018 del avance, que van teniendo muchos ecosistemas a nivel regional, que si existe áreas de colaboración a partir de las cuales las fintech pueden servir a los bancos y los bancos también pueden servir en diversas áreas a las Fintech, es en ambas vías», explica Enrique Galdámez, director de la Asociación Fintech de Guatemala.

Para Galdámez, el esquema de colaboración se da primero en brindar servicios en el tema de transformación digital y luego, por medio de «esquemas diferenciados», los bancos están viendo mucha oportunidad para aliarse con fintech como «partners de marcas».

«Así poder llegar directamente a población a la que no pudieran llegarle si actuarán exclusivamente bajo la estructura bancaria que tienen montadas… y poder ofrecer también productos de pago, productos de crédito de manera más rápida y llegar a estas poblaciones que requieren de servicios más baratos siempre conscientes de que la cantidad de servicios que van a poder acceder no va a ser poder ser tan variada como la de un banco», explica.

Una de la forma para que se expanda el ecosistema fintech es el crecimiento en pagos digitales.

Según datos del BCR en 2021 unos $4,426 millones se movieron en pagos de tarjetas de crédito y débito, un 37.8 % más que en 2020.

«Uno de los principales retos para este sector es alcanzar una alta penetración de usuarios que realicen pagos digitales a diario, y para ello se deben de crear las condiciones regulatorias adecuadas para incentivar la inversión en tecnología en toda la cadena de valor «, explica Leandro Guini, director ejecutivo de SERFINSA.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉