G Airways quiere fortalecer el circuito regional

Turistas abordando un avión en pleno atardecer. Santa Lucía. Viajar

Con el objetivo de consolidar, recuperar y ampliar el turismo sostenible, se ha anunciado oficialmente la colaboración empresarial y comercial de G Airways y dos aerolíneas, Aeromar y ARM Aviación, cuyas operaciones iniciaron el 1 de diciembre, con vuelos regulares hacia el Mundo Maya, integrado por cinco países: México (con los estados de Yucatán,
Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas), Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice.

Las tres empresas se unen por su amplio conocimiento en el sector de viajes en Mesoamérica, así como la inquietud de impulsar nuevamente uno de los sectores más importantes, pero también más perjudicados durante el 2020 y el 2021. G Airways pertenece a la historia familiar de un grupo empresarial guatemalteco con más de 50 años de experiencia en la aviación y turismo; por otro lado, Aeromar con más de 30 años, es una aerolínea de origen mexicano. Además, ARM Aviación con sede y origen guatemalteco, pertenece a uno de los pioneros en la aviación civil y comercial guatemalteca.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Primera fase del proyecto

El lanzamiento de la primera fase se realizó el pasado 20 de octubre del 2021, en la Ciudad de México, a través de una conferencia de prensa encabezada, entre otras autoridades, por el Secretario de Turismo del gobierno de México, Miguel Torruco Marqués, quien mencionó “que los países y territorios que integran el Mundo Maya: Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras y México deben crear sinergia y trabajar en la creación de productos novedosos, así como en su integración, impulsando circuitos turísticos regionales que detonen las economías locales; que incluyan la interacción del turista con las comunidades, como parte de su experiencia; y que promuevan el rescate de las zonas arqueológicas además del respeto hacia la naturaleza, entre otras acciones”. GAirways, una visión de familia

El origen de G Airways, viene de un legado familiar que nació en 1955, con Don José Antonio González Aparicio, quien se formó y se hizo piloto aviador en México, siendo uno de los pioneros de la aviación civil y comercial en Guatemala, apoyado por su esposa Anita Mastahinich de González.

Don José Antonio en aquella época de los años 1960 y 1970 y tras muchos años de dedicarse a la fumigación aérea, rompe con el esquema y, entre otras acciones, se arriesga con la introducción al mercado guatemalteco del avión DC3. Más adelante, su hija Beatriz González Mastahinich de Sagastume siguiendo la visión emprendedora y siendo la primera mujer guatemalteca en desarrollarse en la aviación comercial en la década de 1990, incorpora nuevos servicios: el transporte de carga internacional y el courier; llegando a principios del año 2000 a incursionar en el turismo local con vuelos regulares de Guatemala hacia Petén.

Un legado e historia que continúan el sueño de Don José Antonio y de Doña Bitty, ahora de la mano de su nieto Ricardo Sagastume González, en compañía de su padre el Lic. Ricardo Sagastume Morales y familia, también visionarios y emprendedores. “Tomamos el reto y asumimos el compromiso de buscar un desarrollo y crecimiento sostenible para el Mundo Maya, no solo en la parte comercial, sino integrando regiones y comunidades, fomentando la inversión con tecnología, con una visión solidaria y humana hacia departamentos como Petén” indicó Ricardo Sagastume González, director general de G Airways.

Somos tres generaciones guatemaltecas que trabajamos por el desarrollo del país, rompiendo con los esquemas establecidos, innovando constantemente el mercado de la aviación y del turismo, y llegamos para quedarnos.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉