Falta de personal afecta la cosecha de café

Taza de café

Sector caficultor enfrenta escasez de mano de obra para levantar la cosecha en medio de la mejora de los precios globales.

Los buenos precios que se reflejan en el mercado internacional del café se podrían ver ensombrecidos por circunstancias que el sector observa con preocupación y que podrían acentuarse en las siguientes dos cosechas.

Para el productor, el principal problema es el recurso humano y la posible alza de insumos y fertilizantes para los cultivos,  también persisten los efectos en los volúmenes de producción en determinadas áreas como secuela de las tormentas Eta e Iota que afectaron en 2020.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Estas situaciones juegan en contra de  los precios internacionales, que ayer se ubicaron cerca de los US$225 el quintal oro, una mejora circunstancial  que brinda márgenes, según especialistas consultados.

Situación preocupante

Juan Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), reconoció que hay  retos en cuanto a la mano de obra para el sector y la recolección de las cosechas.

“Está complicado prácticamente en todo el país, y hay quienes han venido solucionando y encontrando personal, pero sí, está complicado en el sentido de que esta escaso encontrar cortadores”, explicó el directivo, quien indicó que  una de las implicaciones es que pueda disminuir el volumen de exportación.

Afirmó que el principal efecto es que no se pueda recoger la cosecha  este año cafetero, pero  buscan soluciones  técnicas para  capacitar  a los cosechadores  y  hacer que sean  más eficientes y productivos.

En el área de comercialización y acceso de mercados internacionales, David Juárez, presidente de la Cámara Guatemalteca-Coreana de Comercio (Camcor), aseveró que hay productores que han advertido sobre los cosechadores, pues aunque hay recurso humano, aumentó el pago, y  la búsqueda  se hace en sectores más alejados.

Incidencias

Para Sergio Mazariegos, coordinador de la Comisión de Cafés Diferenciados de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), otra incidencia que podría observarse en la siguiente cosecha está asociada a las condiciones climáticas, sobre todo en  áreas afectadas por las tormentas Eta e Iota, en Guatemala y el resto de Centroamérica.

Dijo que han conversado con productores de Huehuetenango, quienes ya han expresado que podría haber una reducción en el volumen de cosecha como efecto directo del exceso de lluvia del  2020.

En los departamentos donde afectaron las tormentas hay erosión de suelos; hubo áreas donde ocurrieron derrumbes y se perdieron plantaciones, por lo que pasarán varias cosechas para  recuperarlas.

Añadió que hay enfermedades fungosas como roya y ojo de gallo, que  ponen en riesgo la producción del grano.

Aclaró que el problema no se da en todo el parque cafetero, sino en Huehuetenango, Alta Verapaz, Quiché, Izabal y Chiquimula.

De momento  se empieza a observar un alza en los insumos y fertilizantes agrícolas. Los productores deben hacer balance financiero entre precios internacionales y encarecimiento de insumos.

Panorama

En cuanto a  precios y situación de la producción mundial, Sergio Mazariegos, de Agexport, enfatizó que Brasil ha experimentado  sequías, heladas e inundaciones, así como Colombia. En las siguientes semanas se presenta el informe de Centroamérica, y todas esas variables pueden tener incidencias en las cotizaciones.

Recordó que un precio mayor a  US$200 en la bolsa sigue siendo rentable para los productores nacionales  y que en 2021 se experimentó una recuperación.

En la cosecha 2020-21, el volumen exportado fue de cuatro millones 764 mil quintales oro y las divisas sumaron US$886 millones, según Anacafé.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉