Actividad productiva creció 8.6% en el tercer trimestre del año pasado

Mujer comprando frutas en un supermercado cebollas. Enero, inflación

El consumo privado y público, la inversión empresarial, la generación de empleo y el pago de impuestos son algunos de los indicadores en los que se reflejó el dinamismo reportado por el Banco de Guatemala (Banguat).

Este jueves, el Banco de Guatemala (Banguat) reportó que la actividad económica medida por la estimación del Producto Interno Bruto (PIB) real registró un crecimiento de 8.6% en el tercer trimestre de 2021, frente a una caída de 1.4% en el mismo trimestre del 2020.

Este resultado fue influenciado, principalmente, por la reapertura de la economía luego de las medidas implementadas por el Gobierno para la contención del contagio del covid-19, lo que influyó en el aumento de la demanda en los hogares, el gasto del gobierno y la inversión en las empresas, aparte de estimular el flujo de exportaciones e importaciones de bienes y servicios.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Según la medición, se registró un comportamiento positivo en todas las actividades económicas, principalmente en el comercio y reparación de vehículos (9.3%); industrias manufactureras (7.1%); productos y servicios de salud (20.3%); actividades de alojamiento y restaurantes (26.1%); transporte y almacenamiento (15.7%); construcción (8.1%); y servicios administrativos y de apoyo (12.4%), las que en conjunto representaron alrededor del 61% de la variación indicada.

Más ingresos y gastos

De acuerdo con la banca central, en el período mencionado, el gasto de consumo privado registró un crecimiento de 9.1% (caída de 1%, de julio a septiembre del 2020), asociado al aumento en el ingreso disponible de los hogares, debido principalmente, a la recuperación del empleo formal, como resultado de la normalización de las actividades económicas.

Asimismo, se registró un incremento en el ingreso de divisas por remesas familiares y en la cartera de crédito para el consumo, lo cual incidió positivamente en la demanda de bienes y servicios, tanto de origen nacional como importado.

De hecho, el monto de recursos enviados por los connacionales en el extranjero, pasó de US$3 mil 180.1 millones en el tercer trimestre de 2020 a US$4 mil 42 millones, en el mismo período de 2021.

Por otro lado, las importaciones de bienes de consumo, en términos de volumen, crecieron 6.4% a raíz de la mayor cantidad importada de gasolina; diésel; vehículos; bebidas, líquidos alcohólicos y vinagres; gas propano; y aparatos de uso doméstico, entre otros productos.

En cuanto al gasto de consumo del Gobierno, registró una tasa de 5% en el tercer trimestre de 2021 (caída de 0.8% en igual período del año previo), asociado al incremento de las remuneraciones pagadas y de la compra de bienes y servicios por parte de la administración central, principalmente en los renglones presupuestarios relacionados con el mantenimiento y reparación de bienes nacionales de uso común; otros estudios y/o servicios.

También influyó que organizaciones de padres de familia, gastaron en útiles y valijas didácticas; otros productos químicos y conexos; servicios de ingeniería, arquitectura y supervisión de obras; derechos de bienes intangibles; combustibles y lubricantes; mantenimiento y reparación de edificios; aparte de la adquisición de vacunas contra el covid-19, por el ministerio de Salud Pública, y la entrega de bolsas de alimentos por parte del ministerio de Educación.

Mayor inversión

Respecto a los gastos que realizan las unidades productivas para incrementar sus activos (formación bruta de capital fijo) mostró un crecimiento de 17.8% durante el trimestre indicado  (caída de 7.3% en el año previo), debido al aumento en el volumen de las importaciones de bienes de capital para el transporte; agricultura; industria, telecomunicaciones y construcción, aparte de que se observó un aumento en la construcción de edificaciones residenciales y de obras civiles.

Ello también incidió en las exportaciones de bienes y servicios, que mostraron un crecimiento de 8.5% (caída de 3.7% en similar período del año anterior), explicado principalmente, por el volumen exportado de bebidas, líquidos alcohólicos y vinagres; café; productos diversos de la industria química; materiales plásticos y sus manufacturas; legumbres y hortalizas; banano; plátano; caucho natural; servicios de transporte de carga por vía terrestre; servicios telefónicos de centros de llamadas, etc.

Y las importaciones aumentaron 27.4% (-8.0% en igual período del año previo), asociado a la compra en el exterior de combustibles y lubricantes; materias primas y productos intermedios para la industria; bienes de consumo duraderos y semi16.42%)duraderos; bienes de capital; y servicios, particularmente, los de transporte por vía acuática y aérea, así como los relacionados con el turismo.

Suben el empleo y la recaudación

El crecimiento de 8.6% también se reflejó en el incremento de 10.1% de trabajadores cotizantes, así como un aumento de 10.6% en los salarios totales registrados por el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), respecto de las caídas de 5.7% y 1.4%, respectivamente, en el tercer trimestre de 2020.

La institución reportó que el número de afiliados (en términos acumulados) en septiembre del 2020 sumaba 1 millón 271 mil 798, mientras que al mismo mes del año pasado, la cifra alcanzó 1 millón 390 mil 419, para una diferencia de 118 mil 621 trabajadores.

Los sectores económicos en los que se registró mayor incidencia fueron hoteles y restaurantes (42.38%); servicios sociales y de salud (16.42%); el transporte y comunicaciones (14.14%); comercio (13.7%); e industria manufacturera (13.27%);

Además, en el Registro Mercantil de la República se reportó la inscripción de 13 mil 79 empresas nuevas. Ello representa una leve disminución (340) respecto a julio-septiembre de 2020, cuando se habilitaron 13 mil 419.

No obstante, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) registró también un aumento en la recaudación general por Q5 mil 156.4 millones, equivalente a 35.95% en términos interanuales, al pasar de Q15 mil 39.4 millones en el tercer trimestre de 2020 a Q20 mil 347.5 millones en igual período del año anterior.

En detalle, los incrementos principales son los siguientes: Impuesto al Valor Agregado (VA) doméstico, Q551.9 millones; IVA de importaciones, Q1 mil 936.4 millones; derechos arancelarios, Q351.4 millones; Impuesto Sobre la Renta (ISR), Q1 mil 753.1 millones.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉