La importancia del mercado de divisas para el comercio minorista

Mujer atendiendo local emprendimiento

Los últimos meses han visto como la inflación se disparaba a niveles no vistos desde hace décadas en prácticamente todo el mundo, lo que a efectos prácticos supone que el dinero ha perdido valor y se necesitan más divisas para comprar lo mismo, lo que a su vez añade aún más dificultades al comercio minorista, muy afectado por la pandemia. Pero la pérdida de valor del dinero también ha afectado de forma distinta a unas divisas con respecto a otras, lo cual supone un quebradero de cabeza adicional, o no, si dicho pequeño comerciante tiene un negocio enfocado a la exportación o la importación.

Cambiar divisas en el Forex, el mercado que lubrica el comercio internacional

A no ser que el comercio minorista del que se trate sea o bien una casa de cambio o bien tenga un trato especialmente estrecho con un tipo de clientela que proporciona abundantes divisas extranjeras, como por ejemplo los turistas, la razón más habitual para que un comerciante se vea obligado a recurrir al Forex es o bien porque se dedica a la exportación, a la importación o a ambas, dado que si el país destino u origen de su negocio no comparte moneda con el país del exportador/importador, será necesario cambiar la moneda para poder llevar a buen puerto el negocio. Por supuesto existen excepciones en ciertos mercados, dado que es habitual que ciertas materias primas como el crudo se negocien en dólares o euros aunque el país que exporta esta commodity tenga una moneda distinta, no en balde durante décadas el petróleo ha sido una importante fuente de esas divisas fuertes tan apreciadas por bancos centrales y empresas de todo el mundo gracias a los petrodólares.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Pero cuando las divisas tienen que ser irremediablemente cambiadas puede darse la circunstancia de que el importador se vea favorecido o no dependiendo del estado de la cotización, dado que las divisas están constantemente cambiando su cotización las unas con respecto de las otras lo que hoy cuesta cierta cantidad de divisas mañana puede costar más o menos, añadiendo un grado de incertidumbre que puede ser muy peligroso especialmente si el margen de beneficio es muy pequeño (como ocurre por ejemplo en el caso de los productos agropecuarios), dado que la volatilidad del mercado de divisas se lo puede llegar a comer.

Para protegerse frente a estas eventualidades el comerciante podría tratar de hacer acopio de divisas del país de origen de importaciones cuando estas se encuentran baratas, pero no es algo que normalmente un minorista se pueda permitir dado que supone tener inmovilizado un pasivo que normalmente sólo pueden permitirse los mayoristas, aunque en el caso de que un minorista pueda llegar a conseguirlo podría funcionar no sólo como una forma de protegerse de la volatilidad inherente al Forex sino como la necesaria reserva de liquidez que todo negocio debería mantener para cuando lleguen las vacas flacas, logrando que una misma cantidad de liquidez cumpla dos importantes funciones de cara a la supervivencia del negocio.

El caso es que existen países en los cuales sus importadores llevan años o décadas acostumbrados a la alta volatilidad que ahora están experimentando el dólar o el euro, dado que sus divisas llevan perdiendo valor de forma continuada como ocurre con el peso argentino, que ahora cotiza contra el dólar a 119 pesos por dólar cuando hace diez años lo hacía por debajo de los 4 pesos, y a pesar de ello algunos minoristas como los que importan tecnología se las han arreglado para sobrevivir a la brutal inflación.

La volatilidad como única característica inmutable del Forex

Y es que si sólo se pudiera elegir una única faceta del Forex a la hora de negociar en él, sea de la forma que sea, es su alto nivel de volatilidad, el precio de hoy no va a ser el de mañana y desde luego no va a ser el del año que viene, pero siempre se puede hacer todo lo posible para estar informados de los porqués de las caídas y subidas en los precios de las divisas, para lo que conviene utilizar el calendario económico del bróker que se utilice y tener en cuenta noticias que afecten a la geopolítica o a la economía, como los datos del paro, la renegociación de contratos de suministros de commodities y un largo etcétera, dado que de ello puede depender la elección del mejor momento para comprar o deshacerse de una divisa.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉