Finanzas: Resultados desiguales para General Mills

El grupo alimentario estadounidense General Mills ha cerrado su primer semestre fiscal -concluido el pasado 24 de noviembre- con una cifra de negocio de 8.423,3 millones de dólares (7.576,3 millones de euros), lo que supone un descenso del 1% respecto al mismo periodo del curso anterior.

Sin embargo, el beneficio neto de la dueña de marcas como Cheerios, Old El Paso o Gigante Verde se ha disparado un 50% en los últimos doce meses, hasta totalizar 1.101,4 millones de dólares (990,7 millones de euros).

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por divisiones geográficas y de canales, el sector del retail en Norteamérica se ha mantenido estable, mientras que el negocio de mascotas ha repuntado a doble dígito (+11%). En el lado opuesto, las tiendas de conveniencia y libre servicio (-2%), y las actividades en Europa-Australia (-7%) y Asia-Latinoamérica (-7%) han saldado el primer semestre fiscal con caídas interanuales.

En lo referido al segundo trimestre de su año fiscal, los ingresos de General Mills se han mantenido estables, hasta los 4.420,8 millones de dólares (3.976,4 millones de euros), mientras que el beneficio neto se ha disparado un 69% interanual entre agosto y noviembre, sumando 580,8 millones de dólares (522,2 millones de euros).

“Estoy alentado por nuestro desempeño en el segundo trimestre, incluida la mejora generalizada en nuestras tendencias de ventas orgánicas y resultados positivos en el resultado final”, ha asegurado el presidente y consejero delegado de General Mills, Jeff Harmening.

El directivo ha avanzado que realizarán mayores inversiones en sus marcas durante la segunda mitad del año. “En base en a estos resultados del primer semestre, y con confianza en nuestros planes del segundo, confirmamos nuestras previsiones para el conjunto del año fiscal fiscal 2020 en ventas, beneficios y EPS y elevando nuestro pronóstico para la conversión de cash flow”, añade Harmening.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉