Chile registra el mayor crecimiento de tarjetas de crédito y débito en Latinoamérica

 

Tecnocom y Analistas Financieros Internacionales (Afi) han presentado el Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2015, quinta edición de un estudio que analiza la evolución de los medios de pago en Chile y en otros seis países (Brasil, Colombia, México, Perú, República Dominicana y España).

El Informe destaca el crecimiento acentuado en el número de tarjetas de débito y crédito en circulación en Chile, muy superior al resto de países analizados. Así, en 2014 se contabilizaron 28,5 millones de tarjetas, distribuidas en 18,5 millones de débito (17,8% anual compuesto desde 2009, el más elevado de los países de referencia) y 10 millones de crédito (18,2%), en este último caso motivado por la apertura de las tarjetas de crédito del retail mediante alianzas con tarjetas de crédito internacionales.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El número de operaciones de compra realizadas en Chile con tarjetas de débito aumentó un 11,8% en 2014. Por su parte, la red de ATM – habilitadas para realizar retiros de efectivo-, ha experimentado dos años consecutivos a la baja, reduciéndose un 10,4% solo en 2014.

Las tres grandes líneas de innovación señaladas este año por los directivos de medios de pago descansan en el proceso de transformación digital del sector, que conlleva asimismo una evolución del marco regulatorio. Destacan las transferencias electrónicas inmediatas (faster payments), el creciente desarrollo de los wallets móviles y los avances en comercio electrónico (e-commerce). El impulso a la inclusión financiera a través de la mejora de las redes de adquisición es también un pilar en el que se sustenta la innovación, a lo que se espera contribuya la próxima Ley de Medios de Pago.

El Informe Tecnocom 2015 incluye una novedosa investigación demoscópica realizada en colaboración con The Cocktail Analysis, de la que se extraen algunos factores que inciden en la actitud y preferencias de los comerciantes minoristas hacia la aceptación, uso, equipamiento asociado y actitudes hacia los medios de pago electrónicos en sus negocios, y cuya interpretación induce a resultados muy reveladores.

El 47% de los comerciantes minoristas chilenos han incorporado ya las tarjetas como medio de pago, en su mayor parte (62%) desde hace menos de cinco años y más de dos. El 17% asegura haber incorporado el POS al contratar una línea de crédito o depósito con su entidad. Las perspectivas de crecimiento son relevantes, con un 6,7% de los comerciantes con intención de incorporar este medio de pago en los próximos años, lo que no evitaría que Chile mantenga una posición relativamente baja en el grado de aceptación de tarjetas (54%) aunque en línea con su posición en tenencia de tarjetas por el público (51,7%). Sigue por tanto existiendo un amplio margen para continuar con los esfuerzos de inclusión financiera de ambas partes (tenencia y aceptación), como el materializado con la autorización de emisión de medios de pago con provisión de fondos (tarjetas prepago) por entidades no bancarias.

La valoración del impacto del POS en las ventas del comercio es positiva: el 50,2% de los comerciantes chilenos con POS considera haber aumentado sus ventas desde su incorporación, y un 69,9% valora que la adquirencia ha influido mucho en la evolución positiva del negocio. Es más, atribuyen casi el 27% de su facturación a su aceptación, en un rango similar al registrado por Brasil (líder en la región) para el débito aunque lejos de la facturación atribuida en dicho país a la aceptación de tarjeta de crédito (39,7% en Brasil vs. 25% en Chile).

En cuanto a la modalidad de pago de los servicios de adquirencia, el 73% de los comerciantes declaran el abono de una cuota fija más una comisión por acto de compra con tarjeta. Por su parte, el 87% declara un tiempo de espera de 2-3 días desde el momento de la transacción hasta la recepción del pago en su cuenta adquirente.

Casi un tercio de los comercios se resiste a incorporar el POS en el próximos años. Y es que más de la mitad de los comerciantes que no aceptan tarjetas lo considera “caro de mantener, no vale la pena tenerlo” además de complejo en su utilización, motivo menos relevante en otros países. Por todo ello, los comerciantes chilenos son los más entusiastas ante los incentivos, siendo el país que valora mejor ocho de los nueve incentivos propuestos.

Cabe indicar que Chile es el país con menor nivel de uso del lector de chip (25,4%), con un menor conocimiento de la tarjeta contactless y del pago móvil, cuyo conocimiento es declarado por apenas el 10% de los comerciantes.

El estudio también dedica una especial atención al desarrollo de los medios de pago online. La principal conclusión, a ambos lados del Atlántico, es que el comercio electrónico es uno de los grandes vectores de crecimiento para los medios de pago online. Los pagos en comercio electrónico se han más que cuadruplicado en América Latina en los últimos cinco años; Chile ocupa por primera vez el tercer lugar – cedido por Colombia, por detrás de Brasil y México – con una facturación cercana a los USD 4.300 millones, más del doble de la registrada el año anterior.

Los comerciantes pyme chilenos presentan amplio margen y disposición para mejorar su presencia en el comercio electrónico: apenas el 4% vende a través de Internet pero uno de cada cuatro tiene intención de hacerlo, y un 35% apoya su labor comercial con una página web propia, lejos de México (64,5%) o Brasil (56,8%). El temor al fraude, que no representa un freno sustancial en los países de la región, es algo más elevado en Chile (16,7% vs. 9,6%).

Fuente: El Observatodo.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here