Cómo la Inflación Impacta los Hábitos de Compra en España: Análisis de Asedas y Universidades

devoluciones

La inflación ha generado cambios en los patrones de compra de los españoles. Las ventas en tiendas físicas experimentan un aumento del 7%, mientras que la compra mixta (omnicanal) disminuye casi un 6% y la compra exclusivamente online baja un 1%. Aquí desglosamos, junto con Asedas y las Universidades Complutense y Autónoma de Madrid, cómo la inflación influye en la compra de alimentos en línea.

Vea también: Cómo las Redes Sociales Mejoran la Experiencia del Cliente y la Inteligencia Empresarial


Banner_frasco-suscripcion-800x250

El consumo de alimentos, tanto en tiendas físicas como en línea, sigue centrado en las «tres Cs»: Conveniencia, Confianza y Costo. Esto es una de las conclusiones del informe II Observatorio de Comercio Electrónico en Alimentación titulado «Nuevos tiempos», presentado por Asedas, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, en colaboración con las Universidades Complutense y Autónoma de Madrid.

El informe, elaborado por los profesores María Puelles de la Universidad Complutense de Madrid y Gonzalo Moreno de la Universidad Autónoma de Madrid, analiza cómo la compra de alimentos en línea ha evolucionado en medio de la crisis inflacionaria. El resultado muestra que los consumidores están regresando a las tiendas físicas como una forma de controlar sus gastos en alimentos. Dentro de los tres grupos de consumidores analizados, las compras en tiendas físicas aumentaron un 7%, las compras mixtas disminuyeron casi un 6% y las compras exclusivamente en línea bajaron un 1%.

Los consumidores vuelven a las tiendas físicas para controlar sus gastos
Los precios y la capacidad de comparar productos emergen como los principales motivos por los cuales los consumidores optan por las tiendas físicas (44%), aunque la comodidad derivada de la amplia red de tiendas locales en España también es importante (39%).

Entre otros motivos, algunos mencionan el fin de la pandemia, relacionado con aquellos que disfrutan la experiencia de comprar en el supermercado y aquellos que tienen tiendas cercanas a su hogar. Otros mencionan su lealtad a su tienda habitual, optando por no adoptar el comercio electrónico si su tienda preferida no ofrece esta opción.

En consecuencia, las «tres Cs» -conveniencia, confianza y costo- se reafirman como pilares del consumo tanto en línea como fuera de línea. Los consumidores menos leales son los que utilizan plataformas puramente en línea, mientras que los más leales son menos sensibles al precio.

Inflación y Cambios en la Lealtad del Consumidor
El Observatorio muestra diferencias en la percepción de los consumidores sobre la evolución de los precios en las dos oleadas de encuestas realizadas. En otoño de 2022, se toma conciencia de la situación inflacionaria y los consumidores comienzan a cambiar sus hábitos de compra y sus preferencias de marca. En la primavera de 2023, esta sensibilidad es aún más pronunciada, a pesar de que la inflación empieza a descender en abril. Esto lleva a una mayor propensión al cambio de marca y, por ende, a una menor lealtad del consumidor.

El cambio de comportamiento de los clientes también se refleja en la frecuencia de compra. Los compradores en tiendas físicas aumentan ligeramente su frecuencia, posiblemente para controlar mejor sus gastos. Mientras tanto, los compradores exclusivamente en línea ralentizan sus compras en el tiempo, mostrando un patrón de comportamiento diferente.

Gasto en Compras en Canales Físicos y en Línea
En términos de gasto por compra, este aumenta un 18% en tiendas físicas, alcanzando los 72,34 € por compra debido a la inflación y al aumento de consumidores en este canal. Los consumidores que utilizan canales mixtos aumentan su gasto en tiendas físicas en un 11% (78,57 €), pero lo reducen en un 9% en línea (75,58 €), prefiriendo productos de conveniencia más voluminosos y pesados. Por último, los compradores exclusivos en línea incrementan ligeramente su gasto en un 2%, llegando a los 113,94 €. Esta tendencia sugiere un retorno a los establecimientos del sector de la hostelería.

Los consumidores mixtos gastan más debido a sus necesidades de consumo de productos de gran volumen, mientras que los compradores exclusivamente en línea tienen un mayor poder adquisitivo.

Productos Más Demandados en Línea
El VII Observatorio de Comercio Electrónico en Alimentación también destaca cambios en relación a los productos más demandados en línea. Los artículos de higiene personal y droguería experimentan una disminución del 5-4% en la compra en línea, a pesar de su conveniencia en términos de peso y volumen.

Por otro lado, se observa un aumento del 2% en la demanda de productos frescos, posiblemente debido a una mejora en la calidad percibida, así como en sistemas de conservación y entrega. En este segmento, las frutas y hortalizas son los más demandados, seguidos por panadería y bollería, charcutería y quesos, carnes y aves, pescados y mariscos, y por último, los platos preparados.

La incorporación de asistentes virtuales al proceso de compra en línea también es un aspecto a considerar, utilizados por el 6% de los usuarios que combinan compras en línea y en tiendas físicas. A pesar del predominio de dispositivos como el smartphone y la computadora para acceder a los servicios en línea, el teléfono tradicional aún es utilizado por el 13% de los usuarios para realizar compras telefónicas.

Las barreras para la compra en línea siguen relacionándose con la preferencia por ver y elegir productos en persona, especialmente productos frescos. La «costumbre» de la compra en tiendas físicas es otro factor. A pesar del impacto de la inflación, las preocupaciones económicas como gastos de envío, percepción de precios y seguridad en el pago aparecen en último lugar como barreras para adoptar la compra en línea.

Por otro lado, la comodidad de adquirir productos voluminosos o pesados sigue siendo un motivo importante para optar por la compra en línea. Los usuarios con experiencia utilizan promociones para descubrir nuevos productos, aunque no los compren por primera vez en línea.

Asedas, Asociación de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados
Asedas, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, celebrará su 25 aniversario en 2024. Fundada en 1999, es la principal organización empresarial de distribución alimentaria en España, con más de 320,000 empleados, más de 19,400 tiendas (el 75% del total en España) y más de 10 millones de metros cuadrados de espacio comercial de alimentos.

Empresas asociadas: AhorraMas, Alimerka, Condis, Consum, Coviran, Dia, Euromadi, Froiz, Gadis, Ifa, Lidl, Lupa, MasyMas, Mercadona, Plusfresc, Spar, Transgourmet, Uvesco.

Esta nota apareció primero en retailactual.com

Banner_azules
Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉