Radiografía del comportamiento del gasto en América Latina durante la temporada navideña

Santa Claus esta colocando regalos bajo el arbol de navidad
Santa Claus brought gifts for Christmas. Santa is placing gift boxes under Christmas tree

Según pública eleconomista:

México y Colombia prevén un cierre de 2022 dinámico, mientras que Chile, Perú y Argentina prevén panoramas poco alentadores.

Sin distingo de cuál sea el país, existe consenso en que las ventas del retail por Navidad dan un estímulo al sector comercio durante diciembre. Este año, un contexto marcado por la vuelta a la normalidad tras la pandemia, altas cifras de inflación, tasas de interés elevadas y el presagio de una venidera recesión en 2023, ha hecho que el comportamiento de las compras se proyecte distinto para algunos mercados.


Banner_frasco-suscripcion-800x250

Así, mientras Chile, Perú y Argentina ven panoramas poco alentadores para el cierre del año, Colombia y México, anticipan todo lo contrario.

En verde

Una combinación perfecta entre mejoras en la confianza de los consumidores y una base de comparación favorable respecto del año anterior hacen que, hasta ahora, las ventas del retail en diciembre para Colombia y México se proyecten favorables.

En el caso del país norteamericano, las estimaciones de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo hablan de que en el último tramo del año, las transacciones en el sector serán del orden de los 30,400 millones de dólares, siendo las divisiones de alimentos y bebidas así como la venta de artículos como ropa, juguetes, decoración, calzado y electrónicos las que explicarían el resultado.

Solo en Ciudad de México el monto ascendería a 4,600 millones de dólares, 5.6% más que en diciembre del año anterior y 15% respecto del total nacional en el periodo en curso. Aquí, el comercio electrónico explicaría entre el 20% y 30% de las transacciones, cifró la cámara de esa ciudad.

Su presidente, José de Jesús Rodríguez, detalló que viajes, alimentos y celulares son los subsectores que mayor flujo de caja generarán, seguido de juguetes, muebles, electrodomésticos, ropa y calzado. Dijo también que el ticket de compra promedio por persona -incluyendo comida, regalos y entretenimiento sería entre 380 y 546 dólares aproximadamente.

En la nación cafetera las cuentas también son alegres pese a lo incierto del panorama económico en el último mes del año tras la eliminación del llamado Día sin IVA por parte del gobierno de Gustavo Petro.

De eso dio cuenta el director ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) de Bogotá, Juan Esteban Borrego, quien manifestó que “aunque el día sin IVA afectará el balance total de las ventas respecto del año anterior, hemos visto cómo el sector ha buscado las formas, a través de promociones y otros mecanismos, de vender el stock disponible de productos”.

Dijo que las ventas han exhibido gran dinamismo y, por ello, esperan que los volúmenes comercializados sean similares a los de la temporada anterior, no así para los flujos de caja, que se anticipan menores, pues se verán afectados por la alta inflación y la consiguiente pérdida del poder adquisitivo.

De las divisiones, señaló que juguetería será por lejos la que tendrá mejores números acorde a las festividades. «En Colombia este sector concentra el 70% de sus ventas en este periodo, aunque en general en diciembre lo comercializado equivale a lo hecho en dos o tres meses corridos en cualquier otra parte del año».

Respecto de los montos estimados de gasto por persona, estos se ubicarían en torno a los US$ 83, levemente por debajo de los desembolsos del año anterior en estas fechas, precisó el dirigente gremial, quien atribuyó este desempeño también al contexto inflacionario.

En rojo

Más al sur del continente latinoamericano, la historia es distinta.

Perú vio afectada su temporada navideña por la convulsión social que se inició en ese país con la destitución de Pedro Castillo del poder. En Chile, la menor liquidez y bases de comparación muy exigentes restaron fuerza al sector; mientras que la galopante inflación y el endeble crecimiento económico pasaron la cuenta en Argentina.

En el país liderado por Gabriel Boric, cifras de la Cámara Nacional de Comercio dan cuenta de una caída interanual del 20% en términos reales durante las dos primeras semanas de diciembre. Para lo que resta del mes, las proyecciones se mantienen en esa línea.

Las razones detrás del magro comportamiento del sector -que el año pasado exhibió abultadas cifras como consecuencia de los retiros de fondos de pensiones y las ayudas fiscales- son: una marcada desaceleración del consumo, bajos niveles de confianza en los consumidores y una menor disposición de compra. A eso se le suma un mercado laboral deprimido, cuyo único crecimiento se observa en los asalariados informales, señaló Bernardina Silva, gerenta de estudios del gremio.

Una encuesta, realizada por la misma CNC a 600 personas, concluyó que el 44% de los consultados compraría menos regalos en estas festividades y un 41% gastaría menos. Inflación, situación económica e incertidumbre se perfilan entre las principales razones. El mismo sondeo determinó que la categoría de bienes durables caería y que, en promedio, el gasto por persona en regalos sería de 138 dólares.

En Argentina tampoco esperan un comportamiento récord para el consumo. La Cámara Argentina de Comercio y Servicios ve una recuperación más lenta del ítem respecto del año anterior. Aunque su presidente, Natalio Grinman ve que el triunfo de ese país en el Mundial puede dar un impulso a las ventas en determinados rubros, no prevé que el estímulo se extienda por mucho.

“Algunos estudios internacionales muestran que el ganar una Copa Mundial ha dado un impulso por alrededor de seis meses, representando un promedio de 0,25% del PIB, pero eso habría que verlo con cuidado porque depende de las condicionalidades de cada país. En el caso de Argentina, el equilibrio macroeconómico es bastante endeble y las presiones para incentivar el consumo podrían generar desequilibrio en otras variables como la inflación y las cuentas externas”, dijo Grinman.

En el convulsionado Perú aún no es posible determinar el comportamiento de las ventas de retail dada la crisis que en su momento más álgido llegó a afectar a 14 regiones del país, actualmente concentrada en siete. No obstante, el jefe del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima, Óscar Chávez dijo que antes de los hechos violentos se estimaba un crecimiento en ventas del orden del 7%,“pero sin duda la crisis afectará”, concluyó.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉