Principales tendencias de consumo de los hogares mexicanos en segundo trimestre del año

Ciudad de México, 5 de septiembre de 2022.- Es bien sabido que los efectos económicos que se viven a nivel mundial impactan directamente la economía y crecimiento del país. Durante el segundo trimestre del 2022 el PIB mundial se contrajo, derivado de la desaceleración de China y Rusia. Este efecto repercutió en México, quien tuvo un crecimiento moderado con una estimación del 1.2%.

Para este segundo trimestre, la inflación del 7.99% fue impulsada por los precios en los alimentos y bebidas, además es la más alta desde enero del 2001 que fue del 8.11% anual. El PIB también fue el más alto después de la pandemia y aunque trae un buen ritmo, es moderado y muy cercano a lo que se vivió en 2017 y 2018.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

El Indicador de Confianza del Consumidor tuvo una disminución de -0.9% dado especialmente por el pesimismo en el entorno al desempeño de la actividad económica del país y de la situación financiera de los hogares mexicanos. Por su parte, la confianza empresarial cayó en 3 de los principales sectores de la industria: manufacturero, construcción y comercio.

El consumo en México

Con la llegada de la quinta ola de la COVID-19 y la vuelta a la realidad por parte de los ciudadanos, el consumo desde casa se volvió más responsable y disminuyó en especial por el precio. Las familias se volvieron más cautelosas al llevar menos productos y se mantuvieron los aumentos de precios por arriba de la inflación, la variación del valor fue del 11%, la de volumen fue del 3.4% y la de la población de 1.4%.

Los precios impactaron a los canastos con mayor alcance en el corto y mediano plazo (Alimentos y Bebidas), entró en la lista el Cuidado personal siendo el más sacrificado con el 11.9%. En el caso de los Lácteos y Alimentos la compra a granel siguió ganando terreno con un 8.5%, la redistribución de tamaños hizo que los empaques medianos recuperaran relevancia.

Las marcas propias mantuvieron importancia en prácticamente todos los canastos con el 5.1%. Las categorías de indulgencia crecieron un en el largo y corto plazo (tintes para el cabello, bebidas energéticas, leches vegetales, entre otros), en contra parte cayeron las categorías prescindibles (atún, champiñones, pilas, brandy, entre otros).

Las categorías de Cuidado Personal y Salud tuvieron un mejor desempeño gracias al aumento de la movilidad del país. Los analgésicos, las bolsas plásticas, la cerveza y las bebidas isotónicas lideraron este incremento.

Durante el 2022 los hogares han tenido menos opciones de comprar productos con alguna promoción, esta cifra disminuyó en un 1.1%. Los hogares esperan comprar con mayor frecuencia productos de consumo inmediato bajo promoción: artículos de despensa 63.5%, cuidado del hogar 54.3% y cuidado personal 43.9%.

“Con este reporte se evidencia que los hogares están replanteando su gasto en categorías prescindibles, ponen más atención a las necesarias y a las básicas. Por esta razón toma mayor importancia el consumo responsable y analítico, a pesar de la situación económica por la que atraviesa el país” afirmó, Jorge Gómez, Strategic & Business Development Director de la división Worldpanel de Kantar México.

Los hogares aumentaron significativamente su repertorio de canales. Las bodegas fueron las únicas que ganaron un 2% en viajes de compra, lo que impulsó su crecimiento. El canal moderno, con el 42.4%, siguió recuperando importancia en el gasto principalmente en bodegas, mientras que el tradicional perdió terreno con el 32.9%.

Canal de Ecommerce

Este fue el primer trimestre que se presentó una contracción del gasto del -15.8% en Ecommerce, debido al gran repunte que tuvo en el 2021. Las compras en línea se aceleraron por la llegada de nuevos shoppers, mientras que la compra y frecuencia disminuyeron afectando el gasto por hogar. Este canal se destacó en los niveles socioeconómicos altos, en hogares Millennials con familias medianas y con hijos pequeños.

Marcas propias

Las marcas propias favorecieron el bolsillo mexicano cobrando relevancia no sólo en el mercado, también dentro del canal electrónico, así como en las marcas premium. Atrajeron a nuevos shoppers y ganaron viajes de compra, los hogares continuaron adoptándola, gastando 5 de cada 100 pesos en este tipo de marcas. Las tiendas club y bodegas tuvieron mayor participación de esta categoría; las farmacias y bodegas presentaron un crecimiento acelerado con el 50% y el 57% respectivamente.

“Con el comportamiento identificado en este segundo trimestre del año, se evidenció un cambio en los hábitos de consumo, se hicieron más visibles los hogares donde los viajes de compra comenzaron a repensarse y empezaron a volverse más continuos. Lo anterior es una consecuencia del incremento de familias más precavidas, más conscientes de los precios y analíticas de los cambios en marcas y categorías para que el desembolso no sea mayor”, finalizó Jorge Gómez.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉