Prevén que el segundo semestre marcará el piso del consumo

 

Las medidas implementadas por el gobierno junto con las paritarias y una inflación más acotada van a ponerle un piso a la caída del consumo en el segundo semestre del año, aunque la recuperación llegaría en 2017, de acuerdo a un informe elaborado por la consultora Ecolatina.

Noticias Relacionadas: Consumo de carne en Argentina registró su índice más bajo en cinco años

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En su informe, la entidad destacó que la agenda del Gobierno nacional en sus primeros meses estuvo concentrada en tratar de corregir los desequilibrios macroeconómicos aunque «el cambio de rumbo implementado no estuvo exento de costos pero evitó un escenario potencialmente crítico».

Este proceso de corrección de distorsiones incluyó la unificación cambiaria, la reapertura del financiamiento externo, el incremento en las tarifas de servicios públicos y la federalización de los subsidios, acompañado por una suba de precios en el Área Metropolitana Buenos Aires que para la consultora acumula 22,8 por ciento en los primeros cinco meses del año.

De acuerdo al análisis de Ecolatina, estas medidas «impactaron negativamente» sobre la actividad y los precios deteriorando el frente social, por lo cual «la fuerte aceleración de la inflación provocó una caída en los ingresos reales de las familias que junto al incremento en las tasas de interés, desplomó el consumo y la actividad».

A partir de este diagnóstico, la previsión es que «las medidas implementadas por el Gobierno junto con las paritarias y una inflación más acotada van a ponerle un piso a la caída del consumo en el segundo semestre del año» aunque advierte que «la recuperación llegaría recién el año entrante».

En ese contexto macroeconómico, de aprobarse el proyecto de ley de Reparación Histórica de los haberes jubilatorios mal liquidados, «su impacto sobre la actividad y el consumo será creciente en el tiempo».

Noticias Relacionadas: El consumo en hogares cae un 3% en Argentina

El informe concluye que «el Gobierno ya no tiene un esquema de crecimiento basado exclusivamente en la inversión: ha comenzado a inyectar recursos fiscales en las familias para apuntalar el consumo», un cambio que «ayuda a dinamizar la actividad pero implica descuidar el frente fiscal».

Fuente: El Litoral


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here