Llamadas móviles HD, la nueva creación de los padres del MP3

Si cuando habla por celular no escucha bien, o la voz sale distorsionada, es normal. Pasa en la Argentina y en muchos países, incluso en los más desarrollados. Esto ocurre, precisamente, porque los smartphones y las redes avanzaron mucho más que las comunicaciones de voz. Con el fin de subsanar esos inconvenientes, el instituto alemán Fraunhofer desarrolló el EVS, un código para llamadas por móviles en ultra alta definición que se intenta establecer como estándar para redes 4G. El objetivo suena ambicioso, pero con el Fraunhofer todo es posible: son los padres del MP3 y el AAC, los formatos de música y video más populares y que revolucionaron la era del consumo digital.

El nombre completo del nuevo formato es EVS, VoLTE (Voz sobre LTE), es decir, apto para el tráfico de redes de cuarta generación. Y para sumar apoyos, el Fraunhofer lo presentó hace dos semanas en el MWC (Mobile World Congress), la mayor feria tecnológica mundial, que se realizó en Barcelona. “El objetivo es mostrarlo a los grandes operadores globales para impulsar el EVS como estándar. Para eso estamos acá, porque en el MWC están todos los colosos de la telefonía”, dijo Alfonso Carrera, director de Marketing del área Audio y Video del instituto Fraunhofer.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La Sociedad Fraunhofer es el mayor centro de investigación científica y tecnológica de Europa: cuenta con 67 sedes, principalmente en Alemania, en las que trabajan 23.236 empleados, en su mayoría ingenieros y científicos de alta calificación. Tiene un presupuesto anual de 2.010 millones de euros, el 70% de los cuales proviene de patentes y royalties. “Nos financiamos en gran medida de desarrollos propios, como el MP3”, comenta Carrera. Así funciona, básicamente, el “modelo Fraunhofer”, obteniendo contratos con industrias y empresas privadas, o proyectos específicos para el Estado.

Cada uno de los centros tiene una especialidad específica, tan abarcativas éstas que van desde la química, biomedicina, física, hasta la energía solar, robótica, software, biotecnología y microelectrónica, entre otras. De este entramado surgen investigaciones con aplicaciones concretas con fines privados o estatales.

Ahora van por una mejora sustancial en las telecomunicaciones, más precisamente por un formato que permita llamadas en alta fidelidad. Esta posibilidad, en las redes 4G, no se concretó aún por falta de un estándar de formato que las permita. En ese sentido, el EVS de la Sociedad Fraunhofer es una gran candidata, siempre y cuando las principales telefónicas y fabricantes lo adopten. Algo parecido a lo que ocurrió con el MP3, acaso el logro más popular y rentable de la historia del instituto alemán.

Parece injusto frente a los enormes avances obtenidos por la red de centros de investigación del Fraunhofer. Esa red, justamente, se expandió desde su fundación, en 1949, primero por Alemania, luego por Europa, EE.UU. y Asia. Y en 2010, por primera vez, desembarcó en la región, más precisamente en Chile, en el marco de un convenio de intercambio científico entre ese país y Alemania. Además, tiempo después sumaron tres nuevas sedes en Brasil, abastecidas por científicos, ingenieros y técnicos locales.

Con esa inmensa extensión, que le permite reclutar talentos y recoger ideas innovadoras, el Fraunhofer obtiene desarrollos científicos de avanzada, con aplicaciones prácticas. Las más llamativas son expuestas en ferias y congresos internacionales, como por ejemplo un robot que imita gestos humanos, zapatillas con sensores, pantallas para diseño 3D o simplemente para entretenimiento, que no requieren de anteojos (ver fotos). Muchos de esos adelantos son incorporados por industrias, empresas o gobiernos, que pagan derechos de uso de esas innovaciones.

Por eso, el intento por instalar el EVS como el nuevo estándar para las llamadas de voz por 4G. “Esa información es confidencial”, respondió Carrera cuando se le preguntó si lograron avances con los operadores en Barcelona.

Fuente: Clarin.com


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here