Las preferencias del consumidor marcarán la senda

ventas minoristas

Durante la pandemia estábamos en casa y conectados todo el día ya que era la forma de tener contacto con el mundo exterior. Esto ha tenido como consecuencia que en el presente estemos mucho más digitalizados que antes y nos hemos acostumbrado a esa comodidad que proporciona la digitalización en muy diversos aspectos, el de consumo es solo uno de ellos.

Pero ¿qué ocurrirá en 2022 ahora que parece que avanzamos hacia una cierta normalidad y podremos volver a los modos de hacer las cosas previos a la pandemia? Que nos encontramos con que la nueva realidad que nos rodea es híbrida. Esto lo vemos en los nuevos modelos de trabajo, con el teletrabajo en alza, pero también en la forma en que tenemos de relacionarnos con el entorno y con las marcas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Una de las principales tendencias que detectamos que se abre paso con fuerza es la combinación de todo lo que es digital con la parte física y trae a la mesa nuevas interacciones que estamos viendo manifestadas en muchos ámbitos de nuestra vida cotidiana, sobre todo en la manera en la que compramos online y en la forma en que las marcas pueden impactar a sus consumidores.

Si detallamos cómo compramos nos preguntamos ¿Hemos vuelto a las tiendas físicas o compramos más online? Depende de las categorías de bienes y servicios que observemos al plantearnos esta pregunta. Hay unas que indudablemente preferimos volver a las tiendas, frente a otras que hemos cambiado nuestra preferencia.

En este sentido preferimos ir a las tiendas para comprar todo lo concerniente a alimentación (92%), salud-medicinas (89%), o temas asociados a la limpieza del hogar (88%). Esto se debe a que mantenemos la necesidad de tocar los productos, probarlos y disfrutar de la experiencia de la compra. Por otra parte, hemos adoptado una cierta preferencia para la compra online con relación a otros bienes y servicios, como es el caso de los viajes y el turismo (92%), las telecomunicaciones (89%), o los videojuegos (88%). Los motivos son fundamentalmente el ahorro de tiempo, la posibilidad de disfrutar de un envío gratuito y el acceso a estos bienes y servicios 24/7.

La clave para que en 2022 las marcas puedan mantener sus niveles de interacción, ventas y estar en el top of mind de sus públicos será entender cuáles son los factores por los cuales las personas prefieren comprar en cada canal. Nuestro estudio sobre hábitos del consumidor arroja algunos datos interesantes que pueden contribuir a entender qué aspectos pueden impactar para cambiar estas preferencias. Como es el caso de las promociones exclusivas del canal, 39%, la conveniencia (32%), la posibilidad de comparar precios (31%), la experiencia de compra (24%), o el inventario disponible en cada canal (16%).

Por todo ello, entendemos que la tendencia dominante para este 2022 será que las marcas aprenderán a dirigir a sus consumidores al canal al cual quieran dirigir sus ventas. Por ejemplo: dar una experiencia exclusiva de compra en tienda si quieres atraerlos a la tienda física, tener ofertas exclusivas, o productos únicamente online para que utilicen el ecommerce, implementar las mejoras que buscan los usuarios para estar cómodos utilizando los servicios digitales, o sacar provecho de esta nueva realidad híbrida, e implementar acciones innovadoras combinando ambos canales de compra (phydigital), otra de las tendencias que detectamos y cuyas interacciones esperamos que se empiecen a ver cada vez más implementadas en este año entrante.

Dado el gran uso que le damos, el smartphone se está convirtiendo en nuestro mejor aliado para hacer este puente entre el mundo físico y el digital y también a la hora de realizar la compra. El móvil es el dispositivo que más utilizamos, pasamos 26 horas a la semana pegados a este y un 93% de los españoles comenta que lo utiliza todos los días.

Además, una de las formas de compra que más han crecido en 2021 es la que se hace en las RRSS, las cuales se han convertido en un método de compra ya usado casi por un tercio de los españoles, fenómeno al cual llamamos Social Commerce y que conforma otra de las tendencias identificadas en el estudio para el 2022.

En paralelo, mientras que el año pasado ni se pensaba que se podían hacer compras a través de transmisiones en vivo que es una de las funcionalidades más importantes que tienen las RRSS, este factor que estaba en crecimiento desde el 2018 en mercados como China y USA, para 2021 ya lo estamos viendo entrar en el mercado español y ya un 11% ha hecho compras a través de este.  A este factor lo llamamos Live Commerce, tendencia que también se prevé que vaya en aumento para el 2022. En España, para potenciar este tipo de compras en vivo, cada vez son más las marcas que implementan este nuevo método de compra.

Cuatro topics que las marcas no deben olvidar en 2022

El nuevo consumidor es ahora más exigente con relación a ciertos aspectos que considera tan importantes, que las marcas con las que interactúe han de asumirlas como propios, porque los consumidores se lo van a exigir. El bienestar, el entorno, la transparencia y el interés por la vuelta a las actividades prepandémicas son aspectos que las marcas deberán asumir como propios para mantener a sus clientes.

El bienestar. Los consumidores de todo el mundo han heredado un interés por el cuidado y su bienestar personales de la pandemia. El mantener el aislamiento social, lavarnos las manos frecuentemente y usar mascarillas es algo que hemos aprendido. 2022 será un año de consumidores bastante interesados en el cuidado propio.

El entorno. El cuidado del medioambiente ya es una prioridad para los consumidores. Además, los fenómenos climatológicos extremos, cada vez más frecuentes, como las sequías y la contaminación del aire, conciencian a los usuarios sobre el cuidado del medioambiente. Así como las nuevas generaciones de consumidores quieren ser sostenibles, igualmente tienden a descartar a aquellas marcas que no demuestran esta sensibilidad.

Transparencia. Los consumidores van a exigir a las marcas transparencia en todos los ámbitos. Es algo que vienen impulsando con fuerza las generaciones más jóvenes que son buenos conocedores de sus derechos y del valor de sus datos personales.

Vuelta a las actividades prepandemia. En 2022 veremos cómo se produce una cierta desconexión de las personas de sus dispositivos móviles con el fin de conectar más y mejor con nuestro lado más humano y esto va a tener un eco en cómo vamos a relacionarnos con las marcas. Si bien vamos a buscar la desconexión para enfocarnos en cosas sencillas, la forma en que se conectan los usuarios debe ser bien entendida por las marcas para no perder oportunidades de encontrar a sus públicos de la manera en que estos necesitan ser hallados.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉