Las empresa no cuentan con el talento para impulsar tecnología crítica

finanzas

Así lo determina un nuevo estudio de Accenture, según el cual, solo 55% de las organizaciones afirma que ha avanzado en retención de talento los últimos tres años, mientras 56% en el reskilling de sus colaboradores.

Un nuevo estudio de Accenture muestra que las empresas están enfrentando importantes desafíos en cuanto a atracción y retención de talento. En el informe, para el cual fueron entrevistados más de 1.100 ejecutivos C-Level en 11 países y 13 sectores, sólo 2% de los CEOs dijo que sus organizaciones están preparadas para el futuro, pero 21% espera alcanzar ese nivel de madurez operativa hacia al año 2023.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Según explicó Claudia Pichuante Senior Manager de Strategy & Consulting de Accenture Chile, “avanzar hoy hacia una cultura organizacional que abrace la agilidad, la experimentación y el ingenio humano permitirá a las empresas alcanzar la madurez operativa. Según nuestro estudio, los directores generales consideran que la estructura, la tecnología y el talento son los principales retos para escalar en las áreas de capacidad clave que sustentan la madurez del modelo operativo. Atraer y retener el talento para lograr la transformación es un reto particularmente distintivo para ellos. De esa forma, 56% de los líderes encuestados a nivel mundial afirma que su organización ha avanzado en los últimos tres años respecto del reskilling y diversidad de sus colaboradores, mientras 55% en la retención de talento”.

El reporte de Accenture muestra también que gran parte de las empresas a nivel mundial no cuenta actualmente con el talento para impulsar tecnologías críticas, como data analytics (42%); inteligencia artificial (43%); automatización (37%); y agilidad (47%).

Claudia Pichuante explicó que “los líderes preparados para el futuro reconocen que las organizaciones digitalmente fluidas capturan importantes retornos en innovación, la experiencia de las personas y el valor para el cliente. La fluidez digital permite a las personas construir sobre bases tecnológicas. Las organizaciones deben preparar hoy a las personas para trabajar en conjunto con las nuevas tecnologías. De acuerdo con un estudio reciente de Accenture y País Digital, 38% de los roles en Chile, tal como los conocemos hoy, desaparecerán, pero 51% de estos roles podrían ser potenciados por las nuevas tecnologías. Para esto, invertir hoy en el talento es clave”.

De acuerdo con el estudio de Accenture, hay tres elementos clave para enfrentar el nuevo escenario laboral. Primero, las empresas deben crear una cultura basada en los datos que impulse la agilidad a través de toda la organización. Claudia Pichuante explicó que “Para obtener beneficios de la analítica y los datos, las organizaciones necesitan una cultura que valore los datos y la toma de decisiones basada en evidencia. La data nos brinda información en tiempo real a través de todo el ciclo de vida de las personas en las organizaciones: contratación, retención, beneficios, entrenamientos y las promociones. De acuerdo con nuestro informe, 78% de los líderes de RRHH está usando ampliamente los datos para impulsar la analítica, IA y ciencia de datos. Los datos también deberían informar sobre el desarrollo de carrera de las personas, utilizándolos junto con el análisis predictivo para minimizar la deserción, por ejemplo, o para adaptar las prioridades, los objetivos y las habilidades de los colaboradores, lo que pueden incluir la reconversión profesional responsable”.

En segundo lugar, se debe potenciar el talento humano a través de la tecnología. En su forma más primitiva, la automatización se utilizaba para ejecutar más rápidamente los procesos repetitivos. Ahora, sin embargo, la automatización ha avanzado significativamente en sofisticación y a veces se solapa con la inteligencia artificial. El porcentaje de CEOs que dice que hay una automatización generalizada o a gran escala de su organización se ha multiplicado por más de 11 en los últimos tres años.

Pichuante explicó que “con la proliferación de lo digital, todas las empresas se están convirtiendo en ‘organizaciones tecnológicas’, por lo que deben tener una cultura que anime a toda su gente, no sólo a los ingenieros o expertos en datos para entender el valor y el potencial de estas tecnologías. Este compromiso de elevar el talento humano a través de la innovación tecnológica requiere que el C-Level se comprometa en aumentar la fluidez digital de sus colaboradores, invirtiendo en la adquisición, construcción y fomento de habilidades digitales y en la nube como parte de su cambio cultural”.

Finalmente, el tercer elemento fundamental es la colaboración. Actualmente, sólo 55% de los ejecutivos a nivel mundial afirma que hay colaboración entre su departamento de TI y el resto de las áreas de la organización. Para lograr una mejor colaboración, el C-Level debe comprender las necesidades de talento y habilidades en toda la organización mediante el uso de data analytics y conocimientos predictivos.

Claudia Pichuante concluyó que “las empresas chilenas reconocen la importancia de avanzar y, de acuerdo con el estudio de Accenture, Technology Vision 2021, 85% de los ejecutivos locales está de acuerdo con que deben capacitar hoy a sus colaboradores para trabajar en conjunto con las nuevas tecnologías. Es clave avanzar hoy hacia la democratización de la tecnología con el fin de habilitar a las personas a optimizar su trabajo o solucionar problemas de manera independiente mediante el uso de tecnología. En este contexto el rol del departamento de Tecnología podrá tener foco en las grandes implementaciones y en inyectar tecnologías innovadoras al negocio”.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉