Hombres entran a categorías domésticas mientras que las mujeres, a las de mayor gasto

 

La consolidación de la mujer en el mundo laboral y los nuevos roles de hombres y mujeres en el hogar está haciendo que cambie el consumo. Ante la pregunta ¿qué productos está comprando más que antes?, los hombres señalan que hoy son más asiduos a comprar comida para la casa (65%) y ropa para los niños (46%). Y si bien las mujeres aún no han dejado el supermercado, aumentaron en 43% la compra de viajes y vacaciones y 32% reconoce que está optando más por instrumentos de ahorro e inversiones. Así lo muestra un estudio de Women Talk, comunidad virtual de mujeres que busca instalar temas femeninos y a la vez conectar a las mujeres con las marcas.

En la compra meditada, que es aquella de artículos más caros o big tickets , ellas están a la par con los hombres tomando decisiones de ahorro, vivienda, autos y seguros, pero en el quinto ítem de compra es donde se produce la diferencia de género. Mientras ellos cotizan viajes, ellas optan por joyas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Noticias Relacionadas: Mercado cosmético es revolucionado por mujeres hispanas en EEUU

«Esto se da por la independencia económica de las mujeres porque antes el que le regalaba joyas a la mujer era el novio, el marido o el papá. Pero en la medida que ellas entran a trabajar, las joyerías se dan cuenta de que tienen mucho más frecuencia de compra que los hombres y son mejores clientes, y se orientan a ellas», dice la fundadora y directora ejecutiva de Women Talk, Paula Loyola.

En el polo opuesto está la compra impulsiva, que es un artículo que gusta y que no se piensa mucho antes de pagar. Mientras las mujeres compran artículos más baratos, como accesorios y zapatos, los hombres se tientan con los tecnológicos de mayor valor. «Para las mujeres, en general, los tickets grandes son meditados, desde un auto a un televisor, pero para los hombres no tanto, sobre todo cuando tiene que ver con la tecnología que puede ser impulsiva», dice Paula Loyola. Respecto a la compra por necesidad o rutinaria, los hombres entraron de lleno a la cocina e incluso disfrutan más que la mujer comprando comida para la casa. «Ellos son más gourmet , les gusta comprar carne y cosas especiales, están entrando mucho más que antes al supermercado», destaca Loyola.

Fuente: Economía y Negocios


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here