Estudios: ¿Hacia dónde va el consumo?

 

Un consumo más restrictivo para el próximo año, que crece, pero a tasas menores, y tendencias que apuntan -sobre todo entre los jóvenes- a privilegiar los viajes más que la compra de bienes durables. Así se puede resumir el panorama del consumo el próximo año. Tres estudios distintos, de Euromonitor International, Kantar WorldPanel y GfK Adirmark, se hacen cargo desde distintas veredas de reflejar cómo viene la mano para 2017.

Todas las categorías disminuirán el próximo año

Banner_frasco-suscripcion-800x250

La proyección de Euromonitor International es que el consumo crecerá a un menor ritmo en 2017. Estima que este 2016 el gasto total en consumo -de las canastas que la firma audita-, crecerá 7%, mientras que en 2017, el crecimiento será 6,3%; es decir, crecerá a un menor ritmo.

Alfonso De Los Reyes, gerente de investigación en Euromonitor International, explica que esto se debe a un aumento de los precios por efecto del tipo de cambio, en todas las categorías. El incremento, según este análisis, se traspasa a lo largo de toda la cadena de compraventa: viene de los productores a los retailers y está llegando al consumidor final, que a su vez deja de comprar o sustituye productos por los más baratos.

Lea También: España lidera en Europa consumo de cerveza sin alcohol

«Los retailers ya están subiendo los precios, el otro año debiera seguir esta tendencia», dice, y se cuestiona hasta qué punto el consumidor mantendrá los mismos niveles de consumo con el alza de precios. «Lo que debería pasar es que el consumo en volumen baje», señala.

Agrega que para 2017 el crecimiento del consumo será escaso en casi todas las categorías, especialmente las no esenciales. Incluso, en bebidas alcohólicas y tabaco, el consumo bajaría (ver infografía).

A septiembre, la canasta básica se contrajo 2,4%

Aunque la canasta básica de productos -alimentos, bebidas, lácteos, cuidado personal y cuidado del hogar-, en general no experimenta cambios bruscos, porque se trata de bienes de primera necesidad, sí tiene algunos movimientos en escenarios económicos complejos.

A septiembre de este año, las compras en esta canasta se contrajeron 2,4% medidas en volumen y en gasto crecieron 4%, según el estudio Consumer Insights Chile del tercer trimestre de 2016, de Kantar WorldPanel.

El magro resultado a septiembre se explica por una alta base de comparación de 2015, donde hubo eventos que impulsaron el consumo, como la Copa América, y la actual incertidumbre económica y la negativa percepción de los consumidores. «Hay incertidumbre no solo a nivel país, sino también a nivel personal, y eso hace que los compradores sean más cuidadosos en sus gastos», dice María Paz Román, directora comercial de Kantar WorldPanel.

José Miguel Ventura, gerente comercial & marketing de GfK Adimark, matiza la percepción de los consumidores y señala que el conjunto es percibido como negativo, pero que la situación personal no. «Todo lo público, la economía, el país, el gobierno, los empresarios, está mal, pero eso no me toca, porque todo lo mío está mejor», indica.

Supermercados ganan terreno

En un escenario de «gasto controlado», los compradores prefieren hoy los lugares que ofrecen descuentos, como los supermercados. A septiembre, del total de compras que realizaban los hogares, el 27,5% las hacía en supermercados, y el 34,9%, en hipermercados, lo que sumados ambos canales anotan un crecimiento en un año: si a septiembre de 2015 ambos representaban el 61% de las ventas, a septiembre 2016, llegan al 62,4%, señala el estudio de Kantar WorldPanel. «Crecen por las promociones que realizan, como también crecen otros canales donde el precio es relevante, como ferias y distribuidoras», indica María Paz Román.

Gian Paolo Raineri, gerente de Ventas Corporativas de Nestlé Chile, asegura que hoy uno de los desafíos de las empresas del sector es la presencia en distintos canales. «Debemos asegurar que (los consumidores) nos encuentren en todas partes, con formatos diferenciados», señala, y recalca que Nestlé tiene presencia en más de 100 mil puntos de venta en nuestro país.

Tendencias: Viajar antes que bienes durables

En 2011, el 65% de los chilenos respondía que si se ganaba $100 millones, su sueño era comprar una casa propia. Hoy, solo el 41% se inclina por esta opción, según la encuesta Chile3D de GfK Adimark.

Este es un ejemplo de cómo han cambiado las preferencias de los consumidores en los últimos años, en que de manera persistente empiezan a aparecer los viajes como un gran objetivo, antes que bienes de consumo durables, que tradicionalmente fueron apetecidos.

«Los más jóvenes, menores de 35 años, ven que la casa es menos un bien deseable o necesario que antes, y prefieren arrendar más que comprar», señala José Miguel Ventura, en línea con lo proyectado por la propia Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, que ve para el próximo año un auge de arriendos.

Lea También: Avanza en 42 municipios el Segundo Estudio Nacional de Reciclaje Inclus

En general, el auto se renueva hoy cada tres o cuatro años, en circunstancias que en 2012 se renovaba cada dos a tres años, agrega el ejecutivo.

En cambio, hay otro bien que está compitiendo con la casa y el auto: los viajes. El 38% de los chilenos asegura que ahorra para viajar o para las vacaciones, cifra que representa un alza de dos puntos respecto de la encuesta de hace un año (ver infografía).

«La gente de clase media está postergando la casa o el auto, en función de un viaje, que es una experiencia que dura para toda la vida», asegura Ventura.

Parte de la racionalidad que está aplicando el consumidor se refleja también en cómo actualiza o mejora sus bienes, señala. «En los 90, la gente acumulaba plata y hacía gastos gigantes. Obtenía una mejor vida un rato, y después, cuando caducaba el bien, no lo podía volver a comprar. En cambio ahora, la gente sube un peldaño lo que tiene. Entonces, puede subir en muchas categorías a la vez y lo puede hacer constantemente», explica Ventura. Da como ejemplo la compra de teléfonos inteligentes: Hoy, dos de cada tres teléfonos son smartphone (con acceso a internet), y rondan los 100 mil pesos. Si es necesario actualizarlo, en general se comprará uno levemente más caro, no uno de $500 mil, que nunca más podrá comprar, dice.

Fuente: EconomiayNegocios.cl


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here