Estudios: Familias mexicanas reajustan su gasto

 

Durante la primer mitad del año el país presentó crecimiento económico, sin embargo este comienza a desacelerarse.  Factores externos como un estancamiento en la producción manufacturera de Estados Unidos causan una caída en las exportaciones manufactureras. Algunos elementos como las remesas ayudaron a mantener a la economía mexicana a flote ya que estas crecieron 6.9% en junio, más que el mismo periodo del 2015. En sí, los hogares no están optimistas, el futuro ya no lo ven prometedor en cuanto a economía ni a nivel personal ni como país, pero los hogares si sienten ciertas mejorías en cuanto a su economía hoy respecto al año pasado según el índice de confianza de INEGI.

Estos cambios ¿cómo se ven reflejados en los hábitos de consumo de los hogares mexicanos? Kantar Worldpanel México en su análisis Consumer Insights encontró que el gasto en productos de consumo masivo aumentó 1.8% por debajo de la inflación. Lo que ha ido cambiando es que los hogares están haciendo compras más grandes, es decir gastan más por cada vez que van de compras y por lo mismo realizan menos visitas a la tienda. Hay un incremento en su desembolso que les permite comprar tamaños más grandes (o paquetes con más unidades) lo que deriva en tener cierto ahorro, ya que están pagando menores precios por litro/kilo.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Estos cambios en su forma de comprar se ven reflejados en los canales que visitan. En ese sentido la agencia detectó 2 caminos.

El primero, se hacen más compras de despensa, son viajes más planeados, quincenales, en donde se gasta más en canales como tiendas club, hiper y supermercados. Pero también se están haciendo este tipo de compras en canales más cercanos como mayoristas y bodegas pequeñas.  Actualmente las compras se están polarizando, es decir cobran importancia las compras grandes de despensa (que se hacen principalmente en la quincena) así como las compras de proximidad donde se llevan un par de artículos solamente. Al estar haciendo compras más planeadas se están disminuyendo las compras de reposición y como efecto secundario el canal tradicional (la tiendita) sigue sin recuperarse. El gasto que se solía hacer en la tiendita está migrando a otros canales, como bodegas express, mayoristas, hipermercados e incluso compras de puerta en puerta. El canasto de alimentos es por lo que está perdiendo la tiendita.

El segundo punto, los mexicanos se están consintiendo más, al ahorrar en la compra de productos básicos (lo que no se puede dejar de comprar) pueden destinar parte de este ahorro a productos que juegan un rol de indulgencia. Un ejemplo es el crecimiento de categorías de belleza que cobran relevancia en autoservicios.

Los hogares están cambiando su forma de comprar; al tener un desembolso ligeramente mayor están aprovechando para hacer compras más planeadas, acudiendo a canales donde se pueden conseguir mejores precios, comprando tamaños más grandes o promociones. Acudir a canales cercanos sigue vigente; lo que están haciendo es acudir a más variedad de canales buscando mayor surtido, pero en tamaños y precios adecuados.

«En un ambiente ambiguo donde los hogares sienten que estan en crisis y al mismo tiempo han adquirido hábitos propios de cuando hay cierta mejora en la economía, los canales y las marcas deben estar alerta para reaccionar y ofrecer lo que los hogares necesitan» comentó Fabián Ghirardelly, Country Manager de Kantar Worldpanel.

Fuente: Kantar Worldpanel


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here