Estudios: El ecommerce registrará pérdidas de más de 500 millones en productos dañados

Se estima que, durante el Black Friday y el Cyber Monday, más de 14 millones de artículos llegarán rotos o en malas condiciones. Casi un tercio de los compradores prevé recibir al menos un artículo defectuoso o dañado, según un estudio de DS Smith.

Durante el Black Friday y el Cyber Monday, los españoles recibirán más de 14 millones de artículos que llegarán rotos o en malas condiciones y que tendrán que devolver, lo que supone unas pérdidas de casi 500 millones de euros para el comercio minorista, según un estudio de DS Smith.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En concreto, más de la mitad de los españoles (54%) planea aprovechar las ofertas del Black Friday y el Cyber Monday este año pero, de ellos, casi un tercio (29%) prevé recibir al menos un artículo defectuoso o dañado. De hecho, el 64% de los compradores online asegura haber recibido anteriormente artículos defectuosos o dañados.

Los productos que con mayor frecuencia llegan dañados son ropa (30%), dispositivos electrónicos como portátiles o smartphones (24%), artículos del hogar (22%) y artículos de entretenimiento como libros, videojuegos o DVD (21%).

CONSECUENCIAS PARA LOS RETAILERS

Este análisis señala que todo ello, además de suponer un quebradero de cabeza para los minoristas e impactar negativamente en su cifra de ventas, tiene consecuencias que se reflejan también en su reputación: esta experiencia provoca en el cliente el enfado por tener que devolverlo, ya que casi la mitad de los compradores (45%) afirma que lo que puede resultar más frustrante al recibir un paquete es que los productos lleguen rotos o dañados.

El 40% de los compradores se muestra reacio a volver a comprar en una web si recibe productos dañados

Según el estudio, cuando esto ocurre, los españoles se sienten decepcionados (49%), molestos (33%) y frustrados (30%). Y lo que es más importante para los comerciantes, el 40% se muestra reacio a volver a comprar en una web si recibe productos dañados.

Asimismo, el español medio revela que, para productos de un precio inferior a 24,50 euros, no le compensa realizar el esfuerzo de devolver. De aquellos que no han devuelto artículos dañados, el 45% asegura que es porque no merece la pena tomarse las molestias por el precio del artículo, el 43% afirma que la devolución le costaría tanto como el propio producto y el 25% simplemente no se molestaría en hacerlo.

Las devoluciones a menudo suponen una gran pérdida de ingresos para las marcas y los comerciantes, ya que el 58% de los compradores prefiere recibir un reembolso, frente al 34% que pide una sustitución.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉