Estudios: El consumidor de moda, cada vez más exigente

 

infoRETAIL.- El consumidor de moda en España fue en 2018 más exigente que hace tres años, según estudio ‘Imagen y Percepción del Fashion Retail en España’, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel. Entre los principales motivos a la hora de elegir una cadena de moda, los consumidores demandan a los operadores una mayor capacidad de personalización, el cumplimiento de unos estándares de calidad en sus productos y disponibilidad de variedad de oferta y tallas.

Sin embargo, hay importantes diferencias en los motivos de elección en función de la edad y el sexo del comprado. Así, a medida que se gana edad, los motivos vinculados a la búsqueda de precio, promociones y tendencias, dejan paso a aspectos relacionados con la calidad, servicio y tallas.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Por otro lado, se observa “un foco más funcional de exigencia de calidad y servicio por parte de los hombres, mientras que para las mujeres priman motivos más emocionales y estéticos, vinculados al estilo, la comodidad y que las prendas sienten bien”, según afirma la individuals panel director en Kantar Worldpanel y responsable del estudio, Rosa Pilar López.

En esta línea, a la hora de elegir una cadena de moda las mujeres visitan y consideran el doble de opciones que los hombres. A pesar de ello, no existe diferencia cuando se decantan finalmente por una: en ambos casos el promedio es que el 20-22% de los compradores que consideran una cadena como opción de compra se acaban decantando por ella.

Conocimiento de las cadenas
Según se desprende del estudio, el conocimiento y notoriedad de una cadena en la mente del consumidor es el paso previo para considerarla como una opción de compra. Esta relación y los aspectos asociados a la misma varían cuando nos planteamos la compra en la sección de mujer y en la de hombre.

Se observa que los retailers como El Corte Inglés, Zara, Decathlon, Primark o Springfield, responden a una lógica distinta. En el caso de la ropa para hombre se piensa primero en establecimientos con distinto posicionamiento de marca y tipología de vestuario, mientras en la compra para mujer, aspectos como precio y moda están muy diferenciados entre las primeras cadenas nombradas.

De este modo, los compradores de cadenas de moda en España diferencian cuatro grandes tipologías de cadenas: cadenas de precio, a las cuales se asocia una imagen de precios bajos, promociones y oferta completa; cadenas clásicas, que se diferencian por ser consideradas para gente más adulta, vestuario más formal, calidad y buen servicio; cadenas juveniles, vistas como cadenas para gente joven, ubicadas en centros comerciales y con ropa para vestir a diario y a la moda, y, por último, cadenas mainstream, muy plurales, con variedad de estilos y complementos y con un vínculo fuerte con sus clientes.

 


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉