Estudios: 12 verdades sobre la marca del distribuidor

 

El éxito para la transformación del retail requiere de cadenas de suministro comunicativas para incrementar la velocidad en el mercado, impulsar eficiencias, comprender las necesidades del consumidor y minimizar riesgos. Así lo indica el estudio ‘12 verdades sobre el éxito de las marcas blancas’, elaborado por Trace One.

“Para conseguir ventajas en el extremadamente competitivo sector de la marca propia, los retailers y proveedores deben colaborar como socios estratégicos para lanzar productos innovadores y rentables, mejorar la experiencia de cliente e impulsar la eficiencia de la cadena de suministro”, apunta el informe.

Banner_frasco-suscripcion-800x250

Lea También: Persiste caída del consumo de vino en el mercado uruguayo

Las ‘12 verdades sobre el éxito de las marcas blancas’ son las siguientes:

La innovación del producto rentable: Los minoristas y proveedores identifican la colaboración como un ingrediente crucial para el éxito de las marcas de distribuidor, con un 68% de los encuestados atribuyendo un aumento en las ventas de productos de marcas blancas a su habilidad  para comunicar y compartir información con socios de toda la cadena de suministro.

La colaboración impulsa la productividad: Uno de cada cinco encuestados (22%) asegura que sus empresas son –como mínimo- un 50% más productivas como resultado de su capacidad para colaborar con actores clave, y dos de cada cinco (41%) afirma que la colaboración convierte a las compañías entre un 10-30% más productivas.

La comunicación promueve la innovación en la MDD rentable: Otro reto importante que afrontan las empresas sobre la gestión y desarrollo de la MDD es la falta de comunicación sobre las mejores prácticas, acceso a la decisión de los fabricantes y requisitos de volumen y costes, según el 42% de los encuestados. Para mejorar la colaboración con la red de MDD, el 39% asegura que adoptar herramientas de comunicación avanzadas es una de las prioridades más importantes para la colaboración en la cadena de suministro de la marca propia.

Las herramientas genéricas de colaboración online generan ineficiencia: La gran mayoría de actores de marca propia (75%) colaboran e intercambian información empleando herramientas online básicas, como el ‘e-mail’, Dropbox y Google Docs. Estas plataformas son genéricas, por lo que los usuarios necesitan crear sus propias estructuras de datos. Los resultados, a menudo, no están estandarizados.

Las herramientas de colaboración offline conducen a la fragmentación: Más de la mitad de los encuestados (53%) colabora e intercambia información utilizando herramientas offline, papel, correo directo, hojas de cálculo y documentos específicos. Utilizar diferentes tipos de comunicación offline puede llevar a una aproximación desconectada, así como a un incremento del riesgo de pérdida de valor del producto y afectar negativamente a la eficiencia y la productividad.

Las compañías quieren acelerar el mercado y la productividad: Más de la mitad de los entrevistados (53%) afirma que uno de los principales desafíos colaborativos que afrontan con el desarrollo de marcas propias es la velocidad del mercado. Para ayudar a los minoristas y proveedores a aumentar su capacidad de respuesta a las demandas de los consumidores, es necesario poner sus productos de marca propia en las manos de los clientes de una forma más eficiente.

Las compañías prefieren procesos simplificados: El uso de multitud de tecnologías, herramientas y programas de software limita la colaboración para la gestión de la marca propia, en opinión del 47% de los encuestados, que apuestan por una aproximación más simplificada y eficiente para el desarrollo de productos de MDD.

El control de costes se mantiene como una prioridad: Para más de la mitad de los entrevistados (57%), el control de costes se encuentra entre las prioridades de la gestión de marca propia. Puesto que ‘el tiempo es dinero’, cuanto más rápido se lance un producto al mercado, más bajos serán los costes.

Las compañías apuestan por un conocimiento más comprensivo del consumidor: Dos de cada cinco empresas (42%) señalan que uno de sus principales retos es la falta de conocimiento de las necesidades del consumidor. Colaborar con los proveedores puede ayudar a los retailers a hacer la experiencia de compra más sencilla y conveniente, aportando el valor y la calidad que los clientes desean para la marca propia.

Los consumidores ansían una responsabilidad corporativa: El año pasado, el 38% de las empresas cuestionadas no registró mejoras en las ventas y fidelidad de la marca propia. Según Capgemini, el 74% de los consumidores considera que es importante para su confianza en el producto la información de producto y la señalética.

Lea También: Las estrategias de marketing online que están funcionando en 2016

La mitigación de riesgos y la seguridad del producto importan: La gestión de seguridad y riesgos se encuentra entre las prioridades de la gestión de la marca propia para el 53% de los encuestados. Cuando las compañías compiten por lanzar novedades, es posible que usen nuevos procesos y socios en la cadena de suministro. Sin una colaboración efectiva, la velocidad de la innovación puede añadir riesgos a la cadena de suministro.

Las compañías valoran la trazabilidad: Las áreas de mejora en la industria de la marca propia incluyen los tiempos de cumplimiento con las regulaciones del producto (para el 43% de los encuestados) y la trazabilidad y la detección de riesgos (42%). Las compañías pueden ahorrar tiempo y dinero adoptando herramientas eficientes de comunicación para recoger la información correcta de los proveedores.

Fuente: Revista Info Retail


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉


 

Please enter your comment!
Please enter your name here