El comercio tradicional espera poco de unas rebajas

supermercados comodin

En plena campaña navideña, con parte de las compras de Reyes todavía pendientes, parte del comercio se ha lanzado ya a las rebajas, pese a que su inicio oficial es el 7 de enero. Una temporada que, como explica el presidente de la Federación Galega de Comercio, José María Seijas, es «puramente virtual» porque las tiendas ofrecen descuentos de manera casi continuada desde el black friday, el último viernes de noviembre. Unas rebajas que planteadas de este modo, opina el directivo, solo benefician a «los grandes monstruos» y perjudica al comercio tradicional.

Seijas recuerda que las federaciones de comerciantes siguen en negociaciones con el Gobierno central para volver a establecer unas normas que regulen mejor las temporadas de liquidaciones y rebajas, «pero de momento todo sigue igual». Eso significa que «prácticamente desde el black friday ves en los escaparates descuentos del 50 o del 60 por ciento, y de ahí poco se puede rebajar, no da para más». Para el presidente de los comerciantes gallegos, estas rebajas al empresario tradicional le suponen solo una oportunidad para vender «los restos, un par de días, pero lo de la liquidación se perdió». A estas alturas, resume Seijas, para el comercio tradicional «el pescado está vendido».

Banner_frasco-suscripcion-800x250

En este río revuelto siguen pescando las grandes firmas. La mayoría de ellas, como las del imperio Inditex, no comienzan oficialmente las rebajas en sus tiendas físicas hasta el día 7, pero la realidad es que la mayor parte de ellas ya están ofreciendo descuentos en sus webs.

Es el comercio electrónico, de hecho, el que ahora asume buena parte de los puestos de trabajo temporales que se crean al abrigo de las rebajas. Así lo refleja también un estudio de la empresa de trabajo temporal Adecco, en el que señala que «como ha venido ocurriendo en los últimos dos años, la fuerza de las contrataciones se centrará en el e-commerce y no tanto en la tienda física que puede verse afectada por restricciones de aforos y horarios dependiendo de cómo siga evolucionando la situación epidemiológica, y de la preferencia de los usuarios por evitar aglomeraciones y zonas comerciales ante el elevado número de contagios».

Adecco calcula que en Lugo podrían crearse alrededor de 500 empleos temporales

Adecco calcula que, en estas circunstancias, en Lugo podrían crearse alrededor de 500 empleos temporales, en torno a un 5 por ciento más que el año pasado. Se trata, en el caso del comercio electrónico, de empaquetadores, mozos, preparadores de pedidos, carretilleros y los conocidos como profesionales de última milla. «El comercio físico también demandará perfiles como promotores comerciales, ayudantes en tienda, cajeros… Se buscarán sobre todo comerciales y dependientes con experiencia».

Serán, eso sí, muchos menos que antes, en opinión de José María Seijas, «porque el comercio tradicional suele tener los trabajadores fijos todo el año, mientras que son las grandes cadenas las que buscan empleados para dos o tres meses».

Seijas también aprecia que la recuperación económica y el despegue de ventas que se vio en los tres o cuatro primeros meses del año pasado se ralentizó posteriormente, lastrado por el miedo y la subida de los combustibles y los precios. Por eso no cree que el buen ritmo se recupere al menos hasta mediados de 2022.


Reciba las últimas noticias de la industria en su casilla:

Suscribirse ✉